Los simios son capaces de ayudar al hombre a no equivocarse

Se demostró que estos animales pueden determinar cuándo alguien va a tomar una decisión basada en falsas presunciones

Los simios son capaces de ayudar al hombre a no equivocarse

El simio veía la situación desde afuera de la habitación a través de un vidrio. En la mayoría de las veces, salía a ayudar al hombre si este estaba a punto de abrir una caja en donde no había ningún objeto en su interior. (Foto: David Buttelmann et al / PLOS ONE)

MIAMI. Los orangutanes, chimpancés y bonobos son los parientes más cercanos de los humanos y -como nosotros- pueden reconocer cuándo un individuo está a punto de tomar una decisión basada en falsas presunciones y ayudarlo a que no se equivoque. Así lo reveló un estudio publicado en la revista la revista "Plos One".

"Este estudio muestra por primera vez que los grandes simios pueden emplear una comprensión sobre las falsas convicciones para ayudar a otros adecuadamente", dijo David Buttelmann, del instituto Max Planck para la Evolución Antropológica (Alemania).

Los investigadores usaron una prueba desarrollada para bebes humanos, de unos 18 meses de edad, para determinar si estos animales podían determinar cuándo una persona sostiene una falsa creencia, una característica de una cognición social avanzada.

En el experimento, una primera persona colocaba un objeto en una de dos cajas (amarilla y azul), luego podía decidir si quedarse o salir de la pequeña habitación. Un segundo individuo llegaba al lugar, sacaba el objeto de su caja original y lo colocaba en el otro compartimento. Para esto, un simio miraba toda la situación desde afuera a través de un vidrio.

De acuerdo al informe, si la primera persona se retiró de la habitación e intentaba abrir la caja donde había puesto el objeto -que luego fue cambiado de lugar-, el simio aparecía para ayudar al individuo a tomar la decisión correcta. En el 72% de las veces el animal salió al rescate.

En total, 34 grandes simios, entre chimpancés, bonobos y orangutanes, participaron en la investigación en el zoológico de Leipzig, en Alemania.

Hasta ahora, los investigadores creían que estos animales no tenían la capacidad de entender el propósito de las personas o, dicho en otras palabras, de "leer" sus mentes.

"Los simios son capaces de usar esta comprensión en sus interacciones sociales", concluyó el estudio.

"Si las futuras investigaciones lo respaldan, la aparente diferencia de la cognición social entre un gran simio y un humano no estará en su capacidad básica de 'leer' las mentes de los otros, sino en otro aspecto".

Fuente: AFP