¿Cómo mantener un corazón saludable? [INTERACTIVO]

Las enfermedades del corazón son la principal causa de muerte en todo el mundo. (Foto: Reuters)

Aunque a las personas les preocupa morir de enfermedades cardíacas, muchas desconocen los datos básicos que pueden ayudar a prevenir estos males. Así lo ha revelado un informe realizado en EE.UU. por la Cleveland Clininc.

De acuerdo a este estudio -en el que participaron 1.002 voluntarios-, solo cuatro de cada diez personas saben que una lectura de presión arterial sana es menor de 120/80. Además, apenas el 12% de los participantes sabía que la edad adecuada para comenzar a examinar su colesterol es entre los 18 y 24 años.

Aunque pueden parecer datos irrelevantes, no lo son. Esta información tiene la capacidad de prevenir el desarrollo de enfermedades cardíacas y determinar el riesgo de presentarlas.

En el marco del Día Internacional de la Cardiología, especialistas de la Cleveland Clinic conversaron con El Comercio y revelaron cuáles son los principales mitos respecto al cuidado del corazón.

1. Solo sufrirá de enfermedades del corazón si hay antecedentes en su familia.

La genética a veces desempeña un papel en el desarrollo de la enfermedad coronaria. La enfermedad cardíaca resulta de opciones de vida nocivas, mala alimentación, fumar y poco o nada de ejercicio. Estas elecciones dañinas pueden elevar el nivel de colesterol y otras grasas nocivas en la sangre, aumentar la presión arterial y provocar el desarrollo de síndrome metabólico o diabetes tipo 2. Todo esto aumenta el riesgo de padecer una cardiopatía.

2. Si su presión arterial es alta, usted será capaz de sentirlo.

A la presión arterial alta (hipertensión) se le conoce como el asesino silencioso por una razón. La hipertensión generalmente no produce síntomas hasta que causa un ataque al corazón o un derrame cerebral. Solo descubrirá su presión arterial usando un aparato de medición.

3. Las grasas son malas para el corazón.

Cuatro diferentes tipos de grasa se encuentran en nuestros alimentos, y no todos son malos. Las grasas trans producidas artificialmente, también llamadas aceites parcialmente hidrogenados, son las peores. Se encuentran en muchos productos horneados y alimentos procesados. Elevan los niveles de colesterol LDL malo.

4. Algunos superalimentos pueden prevenir las enfermedades del corazón.

Alimentos como arándanos, granadas, nueces y pescado -aunque son beneficiosos para la salud del corazón- no impiden desarrollar cardiopatías. Sin embargo, se ha demostrado que la dieta mediterránea -que incluye granos enteros, legumbres, pescado, verduras, frutas y grasas monoinsaturadas, como el aceite de oliva- reduce el riesgo de enfermedades del corazón.

5. Dos a tres horas de ejercicio vigoroso por semana garantizará la salud del corazón.

Para reducir el riesgo de muerte por enfermedad de las arterias coronarias y cáncer, se necesitará cinco o seis sesiones de actividad moderada a vigorosa por semana. Unos 30 minutos de actividad al día, divididos en segmentos de 10 a 15 minutos, ayudará a tener un corazón saludable.

6. Las mujeres no necesitan preocuparse por las enfermedades del corazón.

De hecho, cada año más mujeres mueren por enfermedad cardíaca que por cáncer de mama. Los hombres tienden a desarrollar enfermedad de la arteria coronaria y tienen ataques al corazón a edades más tempranas que las mujeres. Pero después de la menopausia, el riesgo de ataques cardíacos es igual para las mujeres y para los hombres. 

De acuerdo a los especialistas, uno debe siempre tener en mente los cinco principales factores de riesgo de las enfermedades cardíacas:

1. Colesterol alto: El exceso de colesterol LDL (lipoproteína de baja densidad) puede causar la acumulación de placa en las arterias, bloqueando el flujo de sangre al corazón o al cerebro. Para ayudar a reducir el colesterol en la sangre, es necesario hacer ejercicio y tener una dieta saludable. 

2. Diabetes: Si se tiene los niveles de azúcar en la sangre superiores a lo normal (prediabetes), uno debe tomar medidas para controlar el peso. Ajustar la dieta y actividad física puede ayudar a retrasar o prevenir la diabetes.

3. Presión arterial alta: Se puede controlar la presión arterial a través de cambios en la dieta, como la reducción de la ingesta de sal, una mayor actividad física diarias, el control de peso y -si es necesario- la medicación.

4. Obesidad: Si el índice de masa corporal es mayor de 30, es hora de hacer un cambio en la dieta y actividad física. Desarrollar un plan de tratamiento estructurado con un médico y/o dietista puede marcar la diferencia.

5. Fumar: Cuanto más tiempo uno fume, mayor es el riesgo de ataque al corazón. Pero nunca es demasiado tarde para dejar este hábito, ya que los beneficios se pueden ver en cuestión de meses. El médico puede ayudar a decidir qué método para dejar de fumar funcionará mejor en uno.


Tags relacionados

corazón

salud