Conoce la ECP, un innovador tratamiento para el Parkinson

El Comercio habló con un neurocirujano especialista en este innovador tratamiento para reducir los síntomas del Parkinson

El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa que aún no tiene cura, pero sí tratamiento. (Foto: Medtronic)

Este 11 de abril se conmemora el día del Parkinson, una enfermedad degenerativa del sistema nervioso. Ante este desafío se han generado varias investigaciones en aras de hallar formas de generar una mejor calidad de vida y por qué no la cura. Conversamos con el neurocirujano Fernando Ramírez sobre un tratamiento innovador para esta enfermedad, la Estimulación Cerebral Profunda (ECP).

La ECP es una terapia que puede reducir notablemente los síntomas más visibles del Parkinson. Funciona con la colocación de un fino electrodo en el cerebro. Este se conecta por medio de una extensión a un pequeño dispositivo denominado neuroestimulador, que se implanta en el pecho o en la región abdominal. Cada terapia es personalizada.

-¿Qué es el Parkinson?
El Parkinson es una enfermedad neurodegenerativa en la cual células encargadas de la producción del neurotransmisor dopamina son afectadas. Es uno de los trastornos del movimiento más frecuente. La enfermedad es progresiva y suele presentarse inicialmente en un lado del cuerpo con temblor, rigidez y lentitud de los movimientos, para luego afectar ambos lados.  

-¿Desde cuándo se aplica la Estimulación Cerebral Profunda (ECP)?
El primer caso reportado de estimulación cerebral profunda del núcleo subtalámico para enfermedad de Parkinson fue en 1993 en Francia por el grupo de Pollak P y Benabid AL.  Se trataba de un paciente de 51 años de edad en quien los síntomas de la enfermedad fueron controlados con la estimulación de alta frecuencia. 

-¿Cómo selecciona pacientes para que se le aplique la ECP?
Algo muy importante es el proceso de selección del paciente. No todo paciente con enfermedad de Parkinson es candidato para cirugía de estimulación cerebral profunda. En líneas generales, se debe de confirmar que se trate de enfermedad de Parkinson y no de otras enfermedades que puedan dar síntomas similares, los síntomas deben de tener buena respuesta a la medicación llamada Levodopa y deben de tener una evaluación neuropsicológica amplia. Se realiza una resonancia magnética de alta resolución para identificar los núcleos objetivo, por lo general los núcleos subtalámicos.

-¿Cómo se aplica la ECP?
La cirugía se realiza con el paciente despierto bajo anestesia local colocando un marco en su cabeza, que permite obtener coordenadas en distintos ejes para poder localizar los núcleos mencionados. A través de incisiones pequeñas y utilizando electrodos muy finos se busca la actividad eléctrica que caracteriza a estos núcleos, para luego estimularlos y ver el efecto en el temblor, la rigidez y la lentitud de los movimientos. Una vez confirmada la efectividad de la estimulación se implantan los electrodos. La segunda parte de la cirugía se realiza con anestesia general y consiste en la colocación del marcapaso en un bolsillo por debajo de la piel del pecho, el cual se conecta a los electrodos implantados.

-¿Por cuánto tiempo un paciente debe tener los dispositivos de la ECP en su cuerpo?
Una vez implantado el sistema viene el proceso de programación. El tiempo necesario para observar el resultado final es variable entre los pacientes. De manera paralela se empieza el proceso de reducción de medicación. Los implantes quedan de por vida en el paciente. Todo el sistema está por debajo de la piel.  La única pieza que se debe cambiar es la batería del sistema, cuya duración es variable. Existen en el mercado sistemas recargables. 

-¿Cuál es el costo de este tratamiento con ECP? ¿Hay seguros que lo cubran?
El costo de esta cirugía es variable ya que un porcentaje importante va a depender del tipo de implantes a utilizar. En el mercado existen diferentes tipos de electrodos y marcapasos y las necesidades de cada paciente no son las mismas. En el país esta es una terapia que ya está teniendo cobertura por algunas compañías de seguros. Hay que destacar que se trata de una intervención costo – efectiva ya que se logra la disminución e incluso suspensión de la medicación y la posibilidad de que los pacientes puedan continuar con su actividad profesional.

-¿Cuáles han sido las mejoras que los médicos han notado en sus pacientes tras el tratamiento de la ECP?
Los resultados son variables entre los pacientes, pero por lo general la respuesta motora es espectacular. Hay control sobre el temblor, la rigidez y la lentitud de los movimientos, manteniendo a los pacientes estables desde el punto de vista motor en el transcurso del día. Se logra reducir la dosis de medicación en grado variable, existiendo pacientes que la dejan por completo, reduciendo así los efectos adversos.  Todo esto se traduce en la mejora significativa de la calidad de vida. 

-¿A cuántas personas le han aplicado ECP?
Desde el primer caso reportado de estimulación cerebral profunda para enfermedad de Parkinson en 1993, miles de pacientes con esta enfermedad han sido operados.  Después de varios estudios científicos se ha demostrado que los resultados de la cirugía de estimulación cerebral profunda son mejores en comparación con el tratamiento médico farmacológico. La respuesta motora y la mejora en la calidad de vida son superiores. Es una cirugía con aprobación de la Food Drug Administration (FDA). Y los centros de trastorno de movimiento en países desarrollados la recomiendan a sus pacientes con Enfermedad de Parkinson en algún momento de la enfermedad como parte de su tratamiento estandarizado.    

-¿Qué fundaciones o compañías han desarrollado investigaciones sobre la ECP?
En el mercado existen tres corporaciones que desarrollan los implantes para cirugía de estimulación cerebral profunda, entre estas está Medtronic. Estas empresas están avocadas en el desarrollo de la terapia de estimulación cerebral profunda para el Parkinson y otras enfermedades.

LEE MÁS SOBRE PARKINSON...

 


Tags relacionados

Parkinson