La contaminación mata a casi 2 mlls. de niños [INTERACTIVO]

Las infecciones respiratorias y digestivas son las principales amenazas para los menores de cinco años. (Foto: AFP)

GINEBRA [EFE/El Comercio]. Más de 1,7 millones de niños menores de 5 años mueren anualmente debido a enfermedades causadas por la contaminación del aire, las deficiencias en el suministro de agua, la exposición a productos químicos y la falta de sanidad e higiene. Así lo denunció la Organización Mundial de la Salud (OMS) en sus dos más recientes informes, que abordan la relación entre la salud de los más pequeños y su entorno.

—Un entorno peligroso—

Las infecciones respiratorias encabezan la lista de enfermedades provocadas por factores medioambientales que más defunciones infantiles generan, con un 32%. Siguen los distintos tipos de diarreas (22%), las afecciones neonatales (15%) y las enfermedades transmitidas por vectores o parásitos (12%).

De acuerdo con la OMS, cada año fallecen más de 570.000 niños menores de 5 años por enfermedades respiratorias relacionadas con la contaminación del aire en interiores y exteriores y con el humo de tabaco de segunda mano. Asimismo, uno de los informes revela que el 44% de los casos de asma en niños mayores de 5 años es consecuencia directa de la contaminación atmosférica.

Por otro lado, aunque se ha reducido el número de muertes infantiles por enfermedades diarreicas en los últimos años, estas afecciones cobran la vida de 360.000 niños cada año, debido a un acceso limitado al agua potable y por saneamiento e higiene inadecuados.

—Ambiente sano, menos muertes—

En el Perú la situación es similar. Las infecciones respiratorias y las gastrointestinales son las principales amenazas para los más pequeños.

El doctor Max Zaidman, pediatra de la clínica Ricardo Palma, explicó a El Comercio que la falta de higiene es la culpable de la proliferación de estos dos males.

“En nuestro país, muchas comunidades, muchos niños, no tienen agua ni siquiera para lavarse las manos. El lavado de manos ha sido la medida más importante para la salud de la humanidad. A través de las manos se transmite la mayor parte de las infecciones, ya sea respiratorias o digestivas”, enfatiza el especialista.

Bajo esa premisa, la OMS destaca que el acceso al agua potable, saneamiento e higiene podría prevenir 361.000 muertes de niños por diarrea, mientras que la reducción de criaderos de mosquitos salvaría a 200.000 niños de fallecer por malaria. Del mismo modo, limpiar el ambiente evitaría más de una de cada cuatro muertes en este sector de la población.

—Otros peligros—

Pero el peligro no solo se limita al contacto directo con la contaminación ambiental. La exposición de la madre a sustancias peligrosas durante el embarazo aumenta el riesgo de un nacimiento prematuro. Son especialmente peligrosos para los cerebros en desarrollo de los bebes los metales pesados como el mercurio o el plomo, afirmó la científica Annette Prüss-Ustün.

Pero hay otras dos amenazas que destaca la OMS. La primera se trata de los accidentes, como los de tránsito, caídas, incendios, ahogamiento y envenenamiento por sustancias tóxicas. Son causantes de 200.000 muertes en menores de 5 años anualmente.

La segunda es un riesgo emergente: los residuos electrónicos, como celulares usados. Al no ser reciclados adecuadamente exponen a los menores a toxinas que pueden afectar sus capacidades cognitivas y causar lesiones pulmonares o cáncer. Se estima que para el 2018 este tipo de desechos llegue a los 50 millones de toneladas.

—Riesgos—

Más de la mitad de las infecciones respiratorias de las vías bajas y de las enfermedades diarreicas son causadas por factores ambientales, mientras que en el caso de la malaria la proporción es del 42 %.

—Los más afectados—

La mayoría de fallecimientos por factores medioambientales se produce en los países en vías de desarrollo, donde la polución causa más de la mitad de las infecciones respiratorias de las vías bajas en niños.


Tags relacionados

OMS

salud