Entendiendo el mal del Alzheimer

Se estima que en el Perú hay 300.000 personas con esta enfermedad. Se presenta más en mujeres que en hombres

Entendiendo el mal del Alzheimer

El Alzheimer representa el 60% de todos los casos de demencia. (Foto: AFP)

Cada cuatro segundos se detecta un nuevo caso de demencia en el mundo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). La enfermedad del Alzheimer es su forma más común –representa el 60% de todos los casos de demencia– y es uno de los males neurodegenerativos con mayor impacto para los familiares, amigos y cuidadores de aquellos que lo padecen. En el Perú, se estima que 300.000 personas padecen de este mal.

Por iniciativa de la OMS, cada 21 de setiembre se conmemora el Día Mundial del Alzheimer. A propósito de esta fecha, repasaremos los puntos claves de esta enfermedad.

1) Es progresivo e irreversible

El Alzheimer es un mal neurodegenerativo –descrita en 1906– que compromete en el inicio las funciones cerebrales superiores (memoria, orientación, juicio y razonamiento). Sin embargo, va avanzado, al punto de afectar el habla, el lenguaje y las actividades diarias. “En algunos casos los pacientes sufren de trastornos para ingerir alimentos y pierden la habilidad de caminar”, explicó a El Comercio Carlos Sandoval Cáceres, médico geriatra y autor del libro “La enfermedad del olvido”.

Según el especialista, la prevalencia de Alzheimer en personas de 60 años es del 1% al 5%, pero aumenta al 20% a los 80 años y llega al 50% a los 90.  Además, recalca que la enfermedad no tiene cura y los tratamientos con fármacos apuntan a disminuir los síntomas.

2) Debe ser diferenciado

No existe un método preciso para diagnosticar tempranamente el Alzheimer. La forma de detectarlo es descartando otras enfermedades. Por ejemplo, se puede confundir con depresión, ya que las personas que sufren de este mal pueden llegar a tener dificultades para levantarse, bañarse, vestirse o alimentarse. También debe diferenciarse de la esquizofrenia o de un cuadro de delirio, una enfermedad que ocurre de un día para otro y es ocasionada generalmente por una infección o trastorno metabólico.

3) Tiene factores de riesgo

Tener más de 60 años, sufrir de hipertensión arterial, de diabetes o de colesterol alto son algunos de los factores de riesgo para desarrollar Alzheimer. Se ha comprobado también que la enfermedad se da más en mujeres que en hombres –de 10 casos, seis son mujeres y cuatro hombres–, aunque todavía no se ha descubierto a qué se debe esta diferencia.

Asimismo, las últimas investigaciones no han comprobado un factor genético en el Alzheimer.

4) El rol de la familia es fundamental

Según Sandoval, es común que aquel que cuida a un paciente con Alzheimer sufra de estrés del cuidador, que ocasiona que esta persona –que puede ser un familiar– presente depresión o una baja en sus defensas. Es por eso que –recalca el experto– la familia debe repartirse el trabajo. Además, recomienda también emplear una terapia ocupacional, la cual –a través de juegos y dinámicas– busca que el paciente vuelva a retomar sus actividades diarias, como comer y vestirse.


Tags relacionados

Alzheimer