La historia del niño que por cuatro años no pudo dormir [VIDEO]

El pequeño Ohián sufría una enfermedad que no lo dejaba respirar correctamente y dormir era un peligro mortal

La historia del niño que por cuatro años no pudo dormir [VIDEO]

Desde que nació Oihán tuvo problemas para dormir debido a un problema en el conducto respiratorio. Una intervención quirúrgica lo pudo curar. (Foto: CUN)

Oihán tiene 4 años, vive en Pamplona, España, y desde que nació ni él ni sus padres han podido dormir. La mamá tenía que dormir con él, debido a que después de darle su biberón por las noches, el niño vomitaba y se ahogaba.

 

Los padres no sabían qué le sucedía a su pequeño hijo. En un inicio pensaron que se trataba de un problema alérgico y asmático, pero tras someter al pequeño a diversas pruebas no daban con la razón de su mal. Y mientras tanto, el niño como su familia continuaba sin poder dormir.

En la búsqueda de soluciones llegaron hasta los especialistas de la Clínica Universidad de Navarra, quienes pudieron dar con el diagnóstico adecuado: Oihán sufría de laringomalacia. Eso era lo que no dejaba dormir a esta familia.

¿Pero qué es la laringomalacia? Es cuando el tejido blando sobre las cuerdas vocales obstruye las vías respiratorias, lo que provoca estridor (que es un término médico para referirse a la respiración ruidosa). Según la página web de Stanford Children’s Health, este estridor se hace más evidente cuando el niño inhala.

El mismo sitio web explica que la laringomalacia es un defecto que se presenta al nacer. “Es posible posible que las estructuras rígidas de la laringe no se desarrollen por completo. Como resultado, hay una debilidad en estas estructuras al nacer, lo que provoca que se colapsen durante la respiración, lo que genera estridor”, detalla la web.

Los médicos de la Clínica Universidad de Navarra decidieron someterlo a una operación de amígdalas y adenoides para liberar el conducto respiratorio. Para ello, utilizando un dispositivo con termosellador, que permite una operación en menor tiempo, con menos sangrado, una reducción sustancial en la etapa posoperatoria y una mejor recuperación.

Tras la operación, el pequeño Oihán tuvo una recuperación muy rápida. Y desde entonces tanto él como su familia han podido volver a dormir tranquilos.


Tags relacionados

dormir