ANÁLISIS: las propuestas ambientales de los candidatos a la presidencia

¿Qué compromisos de inversión en materia ambiental exponen a la ciudadanía? Aquí la respuesta de los partidos políticos

(Video: elcomercio.pe)

¿Qué proponen los partidos políticos en carrera electoral para mejorar la política ambiental? ¿Qué compromisos de inversión en material ambiental exponen a la ciudadanía? El Comercio convocó una mesa redonda denominada Hacia un Pacto Ambiental 2011-2016 para que las fuerzas políticas respondan estas dos interrogantes de fondo. Asistieron los voceros de Fuerza 2011, Alianza por el Gran Cambio, Fuerza Social, Gana Perú, Perú Posible y Despertar Nacional. El Pacto Ambiental es una iniciativa promovida por el diario El Comercio, la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental, la Asociación Civil Transparencia, Grupo Propuesta Ciudadana, Ciudadanos al Día, Iniciativa para la Conservación en la Amazonía Andina (ICAA) y el Instituto Nacional Demócrata. El 10 de marzo se suscribirá el Pacto Ambiental con la participación de los candidatos presidenciales.

“Debemos tratar que el Ministerio del Ambiente tenga la categoría de un superministerio”
ANTONIETTA GUTIÉRREZ. BIÓLOGA
El fortalecimiento de la institucionalidad del sector ambiental es uno de los objetivos de Fuerza 2011. Y eso pasa por repotenciar el Ministerio del Ambiente –que tiene dos años en funciones– para que trabaje transectorialmente con los viceministerios de Pesquería, de Energía y Minas y de Agricultura, así como los otros dos poderes del Estado: el Legislativo y el Judicial.

“Debemos tratar que ese ministerio [del Ambiente] tenga la categoría de un superministerio. Que tenga la última palabra y que se respete lo que diga. Tenemos que fortalecer también a las instituciones que fiscalizan y que supervigilan las normas ambientales. ¡Hay mucho temor para sancionar!”, remarcó.

En cuanto al uso del recurso hídrico, consideró importante trabajar las cuencas, protegiendo sus cabeceras y contribuyendo a su reforestación. “Se requiere un trabajo estratégico para el uso apropiado del agua, por ejemplo en la agricultura, porque de aquí a 50 años vamos a sufrir impactos muy grandes cuando falte este recurso. La Autoridad Nacional del Agua, por ejemplo, debe pasar del Ministerio de Agricultura al Ministerio del Ambiente”.

Llamó la atención para que los gobiernos locales y regionales coincidan en poner freno a la contaminación del aire con medidas urgentes, como la renovación del parque automotor.

“Estamos interesados en la promulgación de la ley del aire limpio. Hemos superado los límites”
AMALIA CUBA. ECONOMISTA
¿Cuánto presupuesto dedica el Estado para el tema ambiental? Sumando los recursos del Gobierno Nacional y de los gobiernos regionales y locales equivalen al 1,75% del presupuesto público de apertura para el 2011. En números representa 1.550 millones de soles.

Para Fuerza Social, estos recursos son insuficientes, especialmente para mejorar los rubros de supervisión y de regulación en materia ambiental. Su propuesta es duplicar este monto presupuestal con una redistribución de recursos.

¿Qué hacer para mejorar la calidad ambiental? Fortalecer el desarrollo institucional del sector y mejorar la capacidad gerencial. Las universidades y los centros de investigación también tienen que participar en esta tarea. “Se requiere un fortalecimiento de la Autoridad Nacional del Agua. Debe salir del Ministerio de Agricultura y ser ubicada en el Ministerio del Ambiente, que goce de autonomía y pueda actuar con los diferentes usuarios del recurso”.

“Estamos interesados en la promulgación de la ley del aire limpio. En el Perú ya se ha superado el límite internacional permisible de aire contaminado. Se están haciendo mediciones en 13 ciudades del país”, remarcó.

Planteó un compromiso de largo aliento para enfrentar la deforestación.

“El objetivo del plan es lograr una economía sostenible –lo que hoy se llama ‘green economy’–, baja en carbono”
CARLOS LORET DE MOLA. INGENIERO GEÓLOGO
Los principios de Perú Posible son visión a largo plazo y necesidad de urgencia, enfoque ecosistémico y de cuenca, valoración económica y social de nuestra biodiversidad, fortalecimiento del trabajo conjunto entre todos los sectores, incluyendo el privado y la sociedad civil, y fortalecimiento de los avances y garantía de continuidad. El objetivo del plan es lograr una economía sostenible –lo que hoy se llama ‘green economy’–, baja en carbono, sobre la base del manejo responsable de los recursos naturales, que garantice un medio ambiente saludable para todos, especialmente para los más pobres. La conservación y el manejo sostenible de la biodiversidad deben ser reconocidos como componentes fundamentales del ambiente. Estrategias y programas prioritarios, instituciones públicas que orientan e incentivan, fiscalización seria: todo se reporta, todo se monitorea, todo se verifica. Incentivos específicos para el sector privado y la sociedad civil. Promoción, fortalecimiento y modernización de la investigación científica y tecnológica de nuestra biodiversidad. Internalización de costos ambientales. Ordenamiento territorial. Desarrollo de una cultura de mitigación, adaptación y prevención del riesgo por cambio climático. Estrategia financiera mediante un fondo bicentenario concursable de US$2.000 millones para los próximos 10 años.

“El recurso del agua no está valorado. Con el precio del agua se racionaliza el recurso y no se desperdicia”
PABLO SECADA. ECONOMISTA
Si la Alianza por el Gran Cambio llegara al poder, desarrollaría dos medidas consideradas en su plan de gobierno en materia ambiental: la creación de la policía del medio ambiente para combatir abusos (llámese la contaminación de los ríos por empresas mineras irresponsables o informales o la tala de árboles) y acelerar el programa de instalación de agua potable y alcantarillado para atender al 95% de la población en 10 años, a un costo de 10 mil millones de dólares.

“En el tema del agua no hay micromedición en las zonas urbanas y también debe cobrarse más al que consume más agua.¡El recurso del agua no está valorado! Con el precio del agua se racionaliza el uso del recurso y no se desperdicia. ¡Estamos sembrando arroz en la costa norte y salinizando la tierra! El agua no tiene precio para el pequeño agricultor del norte ni para el agroindustrial de Ica”, dijo.

Respecto del cambio climático, manifestó que el principal problema en la Cordillera Blanca es la contaminación del aire por la quema de la leña para calentar casas y la proliferación de pollerías, por ejemplo.

Y para mejorar la calidad del aire no hay otra salida que gravar los combustibles contaminantes. “Hoy es al revés: se gravan más las gasolinas que contaminan menos y menos a las gasolinas que contaminan más!”, dijo.

“Es muy importante el tema del cambio climático. Deberíamos estar pensando en desalinización de aguas marinas”
RICARDO GIESECKE. INGENIERO
En el tema del agua, creemos que el programa Agua para Todos debería ser complementado como ‘Agua y Desagüe para Todos’. El valle del Mantaro ha aumentado mucho su contaminación biológica porque muchos de los pueblos que están en esa cuenca ya tienen agua, pero desaguan en el río. La labor de la Sunass es muy importante, la Superintendencia de Agua y Saneamiento es un organismo subutilizado. Nosotros pretendemos fortalecer su rol y el de los demás organismos reguladores y de supervisión con participación de los usuarios y de los gobiernos, para que no solo efectúen una labor reguladora sino también de formación de capacidades regionales y locales. Creemos que el agua debe ser pagada, pero no incurrir en el problema de la electrificación rural, donde la gente que no puede pagar termina devolviendo el servicio de uso. Pensamos que hay un espacio muy importante para que la gente que no puede pagar reciba el servicio. Ese es un tema de solidaridad que tiene que estar presente y que lo está en países como Chile. Creemos que es muy importante el tema del cambio climático, que está con nosotros hace 30 años, lo vamos a sentir cada vez más y ha venido para quedarse, de manera que tenemos que adaptarnos. Deberíamos estar pensando en la desalinización de aguas marinas.

“Formalizar reglas de comportamiento empresarial que respeten los derechos de las poblaciones afectadas”
ELOY VILLACREZ. VOCERO
Creemos que el Estado no debe ser solo el administrador, el organizador, el inductor de todo, como una dictadura de los pueblos amazónicos y andinos. Lima no debe tener esa capacidad discrecional de definir el destino de todos nuestros pueblos sino respetar lo que cada zona dice. Nuestro partido dio a conocer 66 puntos que serían nuestras líneas de acción para el futuro. Debemos tener en cuenta que formamos parte del pulmón del planeta, porque la Amazonía es la que da oxígeno para que todo el globo viva. Nuestro deber es con las comunidades amazónicas, que son directamente afectadas y que conocen por milenios la vida que han llevado, a las que Lima pretende imponerles decisiones con criterios técnicos matemáticamente sustentados y formalizados, pero que no representan la aspiración y el deseo de esos pueblos de formar parte de sus propios destinos. Nuestra obligación está con las generaciones que están por nacer. Concebimos la protección del ecosistema planteando, como partido, formalizar reglas de comportamiento empresarial que respeten los derechos de las poblaciones afectadas y de las comunidades que ven peligrar su equilibrio natural por la explotación de los recursos naturales, la misma que debe beneficiar, por igual, al inversor y al que forma parte de la tenencia de la tierra, que es la comunidad.