El BID otorgará créditos ‘verdes’ al Perú para preservar medioambiente

Un total de US$50 millones servirá para financiar una matriz energética sostenible e implementar medidas ante riesgo de desastres naturales

El BID otorgará créditos ‘verdes’ al Perú para preservar medioambiente

El Banco Interamericano de Desarrollo informó que otorgará dos créditos ‘verdes’ por un total de US$50 millones, para promover la sostenibilidad ambiental en el Perú como eje de la política del país.

El presidente del BID, Luis Alberto Moreno y el ministro de Economía y Finanzas, Luis Miguel Castilla, firmaron los contratos para ejecutar ambos créditos, por 25 millones de dólares cada uno.

Los nuevos préstamos se suman a una serie de operaciones del paquete sectorial ‘verdes’ implementadas por el BID en Perú.

Dichas actividades incluyen intervenciones en agua, agricultura sostenible, energía, cambio climático, desastres naturales, y residuos sólidos.

“Las operaciones tienen como objetivo reducir la huella de carbono, limitar los efectos adversos generados por catástrofes naturales, y mejorar la calidad del medio ambiente”, dijo la gerente del Departamento de Países Andinos del BID, Verónica Zavala.

Agregó que este “compacto verde” de operaciones servirá para colocar al Perú a la vanguardia del desarrollo sustentable e inclusivo.

MATRIZ ENERGÉTICA
Uno de los créditos financiará el Programa para el Desarrollo de una Matriz Energética Sostenible III (NUMES III), que forma parte de una serie de proyectos que apoyan al Perú en el desarrollo de una Matriz Energética Sostenible (NUMES) basada en un enfoque integral de aspectos técnicos, económicos, ambientales y sociales.

Los 25 millones de dólares destinados a este rubro permitirán dar continuidad a las reformas de política y decisiones sectoriales necesarias para el desarrollo efectivo de la NUMES.

Esto permitirá enfrentar una serie de desafíos para el crecimiento sostenible del país, como el reducido crecimiento de la energía hidroeléctrica, limitado ingreso de fuentes renovables, reducida eficiencia energética, y asimetría en la infraestructura eléctrica entre regiones.

REDUCCIÓN DE VULNERABILIDAD
El otro crédito será para el Programa para la Reducción de la Vulnerabilidad del Estado a Desastres Naturales II, y es el segundo de tres préstamos para ayudar al Gobierno a implementar medidas destinadas a la previsión, reducción y control de los factores de riesgo de desastre, y a lograr una adecuada respuesta ante emergencias.

Según informó el BID, entre 1970 y 2009, el Perú sufrió un total de 105 sequías, inundaciones, deslaves, heladas, sismos y erupciones volcánicas que cobraron miles de vidas y afectaron a 18 millones de personas en Perú.

Asimismo, en los ciclos 1982–83 y 1997–98 el fenómeno de El Niño arrojó pérdidas por casi US$7.000 millones, en tanto que el terremoto de Pisco en 2007 provocó daños superiores a los US$2.000 millones.

“Mediante este proyecto, se espera aprobar y reglamentar la Ley de Creación del Sistema Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres que pondrá al Perú a la vanguardia de la legislación sobre el tema, entre otros importantes logros”, dijo el BID.