La caza furtiva de rinocerontes desciende un 10% en Sudáfrica

Un total de 1.054 rinocerontes fueron abatidos en dicho país el año pasado. En el 2015 la cifra fue de 1.175

La caza furtiva de rinocerontes desciende un 10% en Sudáfrica

En ciertos mercados asiáticos el cuerno de rinoceronte vale más que el oro. (Foto: AFP)

La caza furtiva de rinocerontes se redujo un 10% en Sudáfrica durante el pasado año, en el que 1.054 animales de esta especie fueron abatidos de forma ilegal. Así lo anunció el Ministerio de Medio Ambiente de dicho país.

"Un total de 1.054 rinocerontes fueron abatidos por los furtivos en el 2016, lo que, comparado con los 1.175 abatidos en el 2015 supone un descenso del 10,3%", precisó la ministra Edna Molewa en un comunicado.

Se trata de la segunda bajada consecutiva en el número de rinocerontes abatidos ilegalmente en un país que alberga el 80% de la población mundial de esta especie.

Las cifras del 2015 señalaron la primera reducción registrada desde el 2007, con 40 animales muertos menos que en el ejercicio anterior.

Una vez más, el mayor número de muertes registradas el 2016 se localizaron en el Parque Nacional Kruger, el más grande del país y donde vive la mayor parte de la población nacional de rinocerontes.

Sin embargo, el Kruger experimentó también el mayor descenso respecto al año anterior (casi un 20%), lo que indica que algunos de los furtivos han trasladado su actividad a otras partes de Sudáfrica menos vigiladas, que han sufrido un incremento en el número de muertes.

Según la ministra, la reducción de las cifras de rinocerontes abatidos se debe a los crecientes esfuerzos de los guardas de los parques nacionales, que cuentan con el apoyo de la policía y el ejército para combatir a los cazadores y utilizan las últimas tecnologías militares en sus operaciones.

El número de rinocerontes muertos se ha disparado durante la última década. En el 2007 solo 13 ejemplares fueron abatidos por los furtivos.

El nivel de caza ilegal de los últimos años ha amenazado la existencia de la especie, cuyo cuerno se vende sobre todo en los mercados asiáticos -donde se le atribuyen propiedades curativas y afrodisíacas- por precios superiores a los del oro. 

Fuente: EFE


Tags relacionados

Rinocerontes

Sudáfrica