16 de abril del 2014 18 °C

El lugar más contaminado del planeta se encuentra en China

El instituto Blacksmith elaboró una lista con las zonas que presentan mayor desastre ecológico. Algunas de ellas están en China, India y el Perú

El lugar más contaminado del planeta se encuentra en China

Hace un par de días nació el habitante número 7 mil millones, mientras unos celebraban la nueva cifra otros se preocupaban por las consecuencias: aumento de emisiones de dióxido de carbono y mayor demanda de productos alimenticios y agua potable, estos dos últimos han comenzado a escasear debido al cambio climático.

Ante tal situación, el Instituto Blacksmith, entidad estadounidense especializada en encontrar vías para combatir los peligros de la contaminación, publicó una lista de las zonas más contaminadas del planeta, la misma que encabeza Linfen, en China, informa times.com.

Linfen, China
Esta es la ciudad con el aire más contaminado del mundo. La agencia estatal de Protección Ambiental de China indicó que la densidad de contaminación se produce por las indiscriminadas emisiones de carbón de los automóviles e industrias.

Sukinda, India
Las altas concentraciones del compuesto cromo hexavalente en el agua potable provoca graves enfermedades en la población. Un grupo de salud para indígenas estimó que el 84,8% de las muertes en zonas aledañas a las minas se dan a causa de la ingesta de agua contaminada.

Chernobyl, Ucrania
La fuga de radiación de la planta nuclear ocurrida en 1986 dejó contaminada la zona. Entre 1992 y el 2002 se registraron más de 4 mil casos de cáncer a la tiroides a causa del aire contaminado. En la actualidad, una zona de 30 kilómetros permanece inhabitable.

La Oroya, Peru
En este pueblo, el 99% de los niños presenta altos niveles de plomo en el cuerpo; esto se presenta por las emisiones de dióxido de plomo, cobre, zinc y azufre que emanan de las minerías aledañas.

Dzerzhinsk, Rusia
Entre 1930 y 1998 se vertieron más de 300 mil toneladas de desechos químicos como gas sarin y VX, provenientes de la elaboración de armas químicas durante la Guerra Fría. La concentración de agentes tóxicos en el agua alcanzó más de 17 millones de veces la cantidad máxima permitida.