El terrible año de la Gran Barrera de Coral

Una reciente investigación revela que el porcentaje de corales muertos en la gran barrera de Australia llega al 22%

El terrible año de la Gran Barrera de Coral

Casi el 50% de los corales de la gran barrera está extremadamente blanqueado, lo que puede ser letal. (Foto: AP)

Sidney [EFE/El Comercio]. No se recuperará por completo. Ese es el diagnóstico que varios científicos le han dado a la Gran Barrera de Coral de Australia, la estructura viva más grande del planeta. Esta afirmación no es exagerada, y es parte de una investigación publicada recientemente en la revista “Nature”.

Según el informe, el año pasado el 22% de los corales de este ecosistema murió debido a un terrible episodio de blanqueamiento. El daño ha sido mayor en la franja de 700 kilómetros que se extiende al norte de la ciudad australiana de Port Douglas, donde dos tercios de los corales han sido arrasados.

–Muerte blanca–

Cuando el mar se calienta demasiado –como lo está haciendo actualmente debido al cambio climático– los corales se estresan y expulsan a las algas microscópicas que les proporcionan oxígeno y una porción de los compuestos orgánicos necesarios para la fotosíntesis. A este fenómeno se le llama blanqueamiento, ya que los sistemas coralinos adquieren un color blanco, y puede causar sus muertes.

De acuerdo con Sean Connolly, especialista de la Universidad James Cook (Australia) y uno de los autores del estudio, casi el 50% del arrecife está hoy extremadamente blanqueado y el 91% muestra al menos algunos signos de blanqueamiento.

“Cada vez es menos probable que los arrecifes se recuperen totalmente, en el sentido de que retornen al punto en el que estaban antes de la era de blanqueo masivo, que comenzó a finales del siglo pasado”, dijo Connolly a la agencia Efe.

“Incluso para las especies de corales de crecimiento relativamente rápido puede tomar al menos una década o más para que recuperen sus tamaños previos al blanqueo y su abundancia, asumiendo que no ocurran otros eventos mortales como los ciclones, las coronas de espinas, enfermedades u otros blanqueos”, remarcó.

La principal causa de este episodio masivo de blanqueamiento es el incremento de la temperatura de las aguas por encima del promedio. Entre el 2015 y 2016, la actual ola de calor se incrementó debido al fenómeno de El Niño y empeoró la situación de la gran barrera.

Los científicos creen que los corales tendrán menos oportunidades de afrontar períodos de recuperación ininterrumpidos porque las temperaturas siguen elevándose cada vez más, por lo que urgiría adoptar medidas inmediatas contra el cambio climático, como una relevante reducción de las emisiones de dióxido de carbono (CO2) –uno de los principales gases de efecto invernadero–.

“Qué tan lejos vayamos [en la recuperación], todo depende de cuán rápido nos movamos hacia una economía de emisión [de CO2] global cero”, manifestó Connolly al referirse a las medidas para salvar el arrecife.

La Gran Barrera de Coral comenzó a deteriorarse en los 90 por el doble impacto del calentamiento del agua del mar y el aumento de su acidez por la mayor presencia de CO2.

–A tener en cuenta–

La Gran Barrera de Coral de Australia fue declarada en 1981 Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es hogar de 400 tipos de corales.

Estuvo a punto de entrar en la lista de patrimonios en peligro, pero Australia se comprometió a implementar un plan de recuperación.

Mil quinientas especies de peces viven en la Gran Barrera de Coral, así como 4.000 variedades de moluscos.

Tres mil setecientos millones de dólares aporta la gran barrera a la economía australiana, según Sean Connolly, citado por el portal CNN.


Tags relacionados

Gran Barrera de Coral

Planeta