Una tonelada de CO2 reduce 3 metros cuadrados de hielo ártico

Según un especialista, una tonelada de dióxido de carbono (CO2) equivale a un viaje 4.000 km en automóvil

Una tonelada de CO2 reduce 3 metros cuadrados de hielo ártico

El CO2 es uno de los principales gases de efectos invernadero. (Foto: Reuters)

WASHINGTON. Investigadores determinaron que por cada tonelada de dióxido de carbono (CO2) emitido a la atmósfera, el calentamiento resultante provoca la disolución de tres metros cuadrados de hielo ártico.

El estudio, publicado en la revista "Science", busca sensibilizar a la opinión pública sobre la responsabilidad individual en el cambio climático. Busca también corregir los modelos climáticos actuales, que según varios estudios subestiman la pérdida de hielo en el planeta.

Una tonelada de CO2 representa para una persona un vuelo entre Nueva York y un destino europeo, o un viaje de 4.000 km en automóvil, precisó el climatólogo Dirk Notz, del Instituto Max Planck de Meteorología en Hamburgo (Alemania), uno de los dos coautores de la investigación.

"Con frecuencia el cambio climático es visto como una noción abstracta y nuestro estudio permite cambiar esta percepción", agrega Julienne Stroeve del Centro Nacional de Datos de Hielos y Nieve (NSIDC) en Colorado (EE.UU.).

Este año, la extensión de los hielos en el Océano Ártico registró su mínimo anual de 4,14 millones de km2, la segunda menor superficie desde el inicio de las observaciones satelitales en 1979, muy cercana al récord del 2007.

El rápido retiro del casquete ártico es uno de los indicadores más directos del calentamiento planetario, subrayan los investigadores.

Durante los últimos 40 años, la superficie de los hielos del Ártico se redujo a la mitad en verano, y estos podrían desaparecer totalmente durante la estación estival hacia mediados del siglo, si no se reducen rápidamente las emisiones de CO2.

Para evaluar la disolución de los hielos en los modelos actuales y obtener proyecciones más exactas sobre la evolución futura del casquete polar, estos investigadores se basaron en observaciones directas realizadas entre 1953 y 1978 por el Centre Hadley de los hielos y temperaturas oceánicas del Met Office británico, y datos recogidos entre 1979 y el 2015 por satélite del NSIDC.

Los autores concluyeron que existe una correlación directa entre las emisiones de CO2 y las variaciones de la superficie del casquete ártico en verano.

Este nuevo estudio determinó así que el hecho de limitar a 2 ºC el alza de la temperatura global en relación a la era preindustrial no es suficiente para permitir que los hielos árticos subsistan en verano, porque tal calentamiento correspondería a un incremento de más de un billón de toneladas de emisiones de CO2 de aquí al 2100.

Para evitar la posibilidad de una desaparición total del casquete polar durante la estación más cálida, se debería limitar el incremento de la temperatura a 1,5 °C, como se propuso en el acuerdo sobre el clima alcanzado en la COP21 en París a fines del 2015.

Fuente: AFP


Tags relacionados

CO2

Planeta