23 de julio del 2014 16 °C

El volcán Tungurahua entró en erupción y activó la alarma en Ecuador

Hasta el momento no se han registrado grandes daños, sin embargo, en 2006 al menos cuatro personas fallecieron y hubo miles de evacuados

En los últimos días, el volcán Tungurahua ha mostrado una actividad eruptiva considerada entre moderada y alta, con la expulsión de rocas incandescentes, ceniza y la generación de poderosas explosiones, según se informó hoy.

La explosión de este volcán ha motivado la evacuación espontánea de 110 familias a nueve albergues provisionales dispuestos por el gobierno.

La técnica del Instituto Geofísico, Mercedes Taipe, dijo a la AP que en las últimas horas el coloso andino evidenció “una actividad entre moderada y alta, hemos registrado fuertes explosiones que se han escuchado a kilómetros a la redonda. Sigue con la emisión de columnas de vapor y ceniza que han llegado a 1,5 y hasta 4 kilómetros de altura”.

Un sobrevuelo realizado ayer permitió observar que la caldera está completamente llena de material incandescente, que esporádicamente rueda por las laderas, añadió Taipe.

En las zonas aledañas al volcán los cultivos y la ganadería están afectados por la ceniza, pero aún no hay estimaciones de las pérdidas económicas que podrían sufrir los campesinos.

La actividad eruptiva del Tungurahua se caracteriza por periodos de actividad fuerte con otras en que casi no da señales de su poder. Ese coloso de 5.023 metros de altura sobre el nivel del mar está activo desde 1999.

En julio y agosto del 2006, una erupción del Tungurahua, situado a unos 135 kilómetros al sureste de Quito, dejó al menos cuatro muertos, dos desaparecidos, miles de evacuados y daños en extensas áreas agrícolas como consecuencia de las nubes ardientes que suele generar.