"Paolo Guerrero a la Champions", por Pedro Canelo [OPINIÓN]

El '9' del Flamengo hoy es, quizá, el único futbolista peruano que podría competir en la elite de clubes en Europa.

"Paolo Guerrero a la Champions", por Pedro Canelo [OPINIÓN]

Paolo Guerrero disputó la Champions League con el Bayern Múnich. (Foto: El Comercio)

“No sé por qué Paolo Guerrero no está jugando en Europa. Hay cosas del fútbol que no se entienden”, dijo hace una semana el argentino Diego Latorre en rápido análisis sobre las últimas actuaciones del ‘9’ peruano. Y si lo dice el comentarista más enterado y serio de la cadena Fox Sports, algo de razón debe tener. Líder y goleador en la selección, decisivo en el Flamengo e intacto físicamente, así llega Guerrero a sus 33 años. Si queremos imaginar nuevamente la presencia de un futbolista peruano en una instancia decisiva de la Champions League, lamentablemente nuestra mirada no aterrizaría en alguna reciente aparición del balompié local, sino en un viejo conocido como José Paolo Guerrero Gonzales

► Real Madrid vs. Bayern Múnich: por cuartos de Champions League

No es forzado si lo observamos con realismo después de hacer seguimiento en las últimas llaves de Champions League. Guerrero no hubiera desentonado en aquel Sevilla que se demoró en encontrar el gol ante Leicester (precisamente el equipo de Sampaoli fue uno de los últimos en Europa en preguntar por él), o siendo más audaces por qué no pensar en que Paolo pudo haber sido ese ‘9’ de recambio que tanto le faltó al Bayern ante el Madrid la semana pasada por la ausencia de Lewandowski. Es cierto que luce muy cómodo en Brasil, pero Paolo aún tiene físico, calidad y jerarquía para competir en el Viejo Continente. Nadie lo pide para un Barcelona o Real Madrid, pero hay otros clubes de menos jerarquía que alcanzan clasificaciones a la Liga de Campeones y que podrían potenciarse con un delantero como Guerrero. Su versión 2017 lo ratifica.

Estamos cerca de definir a los semifinalistas de la Champions y comenzamos a tener una dosis de nostalgia por aquellos tiempos cuando aún teníamos compatriotas en estas instancias del principal torneo de clubes del planeta. Hace una semana, el estadístico español Alexis Martín-Tamayo (más conocido en las redes sociales como Mister Chip) publicó una lista actualizada con los goleadores históricos de las competiciones europeas. En el puesto 19 aparece el peruano Claudio Pizarro con 48 anotaciones, a solo un gol de Sergio Agüero y Alfredo di Stéfano. Conocer esa estadística despierta admiración y melancolía futbolera. Es cierto que con la selección peruana su producción nunca fue similar, pero en la revisión de la historia no debemos ser mezquinos: lo de Pizarro en el escenario de clubes internacionales es insuperable. Comenzamos a valorarlo ahora que casi no lo tenemos. Hace diez años revisábamos páginas internacionales para confirmar si algún compatriota se había hecho presente en el marcador de una liga europea, mientras que hoy la expectativa se ha reducido a saber cuántos minutos han estado sobre el campo de juego.

Claudio Pizarro se convirtió en el último peruano que estuvo presente en una semifinal de Liga de Campeones con un tanto a Gianluigi Buffon, en la victoria del Bayern Múnich sobre Juventus por la Champions League de la temporada 2012-2013. Dos años antes, quien también tuvo presencia fue Jefferson Farfán con ese Schalke 04 que fue eliminado por el Manchester United. Fueron los últimos manotazos de nuestros jugadores en este elevado nivel de competencia. Aunque casi ha pasado desapercibido, no es un detalle menor recordar esta ausencia de compatriotas.

En esta última edición de la Champions, el peruano que llegó más lejos fue André Carrillo con sus 45 minutos de presencia en la llave de octavos entre Benfica y Borussia Dortmund (con clasificación del cuadro germano). El otro peruano que fue incluido en alguna lista de esta Liga de Campeones fue Beto da Silva en la primera ronda con el PSV, aunque sin tener oportunidad de ingresar al campo.

Con el paso de los años, cobrará valor todo lo hecho por jugadores como Claudio Pizarro o Jefferson Farfán en la última década. Nos dieron protagonismo en la élite y compitieron con los mejores del mundo en sus puestos. Hoy todo cuesta el doble para repetirlo. Reconozcamos aunque nos pese en el orgullo: no hemos formado futbolistas para hacer la diferencia en las ligas del primer nivel, estamos todavía lejos de eso. Si en el corto plazo queremos volver a gritar un gol peruano en Champions, no hay que buscar tanto. Que Paolo se anime y se mude del Maracaná para un último paseo por el Allianz Arena, el Parque de los Príncipes o el Camp Nou. 

LEE TAMBIÉN...


Tags relacionados

Paolo Guerrero

Champions League