18 de abril del 2014 18 °C

Barcelona contrató a Alex Song, el camerunés que tiene 27 hermanos

El ex volante de Arsenal, rival declarado de Samuel Eto’o, será el nuevo ‘león indomable’ del equipo blaugrana

Barcelona contrató a Alex Song, el camerunés que tiene 27 hermanos

El camerunés Alex Song ya es el nuevo refuerzo del Barcelona. Extrovertido, alegre, el futbolista que tiene 27 hermanos llega al club blaugrana para competir con Sergio Busquets en la figura de centrocampista destructivo o ayudar en caso de necesidad como central. El traspaso se cerró en 19 millones de euros.

Song, de 24 años, firmará por cinco temporadas con el cuadro azulgrana, donde celebrará el próximo 9 de septiembre su vigésimo quinto cumpleaños. Una de las incógnitas será saber qué número portará en la camiseta del Barza. El centrocampista, que tiene 17 hermanas y 10 hermanos, lucía el dorsal 17 en el conjunto inglés en honor a sus hermanas.

Su infancia no fue sencilla. Perdió a su padre con tan solo tres años y a los ocho se marchó de su país natal a Francia, donde se incorporó a la cantera del Bastia. Debutó con 16 años en la temporada 2004/05 de la Ligue 1.

El entrenador francés del Arsenal, Arsene Wenger, lo contrató para la siguiente campaña. En los ‘gunners’ ha estado hasta el día de hoy, excepto en la temporada 2006/2007 que fue cedido al Charlton Athletic para disputar más minutos y adquirir experiencia en la Premier League.

Song es un centrocampista físico de corte defensivo (1,85 m y 72,5 kg), aunque en el Arsenal también ha destacado por sus asistencias y llegadas al área rival, especialmente desde la marcha de Cesc. Desde su cesión al Charlton, el camerunés se convirtió en una pieza clave para Wenger, disputando una media de cuarenta partidos por temporada. Su total es de 150 encuentros en Inglaterra, en los que marcó siete tantos.

El nuevo jugador del FC Barcelona es internacional por la selección de Camerún, donde tuvo algunos problemas con el ex delantero azulgrana Samuel Eto’o durante el Mundial de Sudáfrica 2010.

Song, que estuvo un año sin ser convocado, acudió a la llamada del combinado camerunés en junio de 2011, donde se pretendía sellar la paz con Eto’o. Sin embargo, el centrocampista rechazó estrecharle la mano al delantero, motivo por el que fue multado por su federación.

El ex futbolista del Arsenal aterrizará en Barcelona para cumplir uno de los deseos del entrenador Tito Vilanova, que lo puso en su lista de prioridades cuando el malí Seydou Keita abandonó el plantel.

Ahora el camerunés tendrá que preparar las maletas y buscar una empresa de transportes para desplazar una de sus pasiones, sus coches, a la ciudad condal.