20 de abril del 2014 18 °C

El Barcelona goleó 4-0 al Santos y ganó el Mundial de Clubes por segunda vez

El argentino Lionel Messi anotó dos goles en la victoria catalana, opacando al brasileño Neymar.

El Barcelona goleó 4-0 al Santos y ganó el Mundial de Clubes por segunda vez

(Foto: Reuters/Video: Fox Sports)

El Barcelona se consagró hoy campeón del Mundial de Clubes por segunda vez en su historia al aplastar por 4-0 al Santos brasileño en Japón. Gracias a los goles de Lionel Messi y 82 minutos), Xavi Hernández (21’) y Cesc Fábregas (44’), el equipo azulgrana alcanzó el quinto título de los seis disputados en el 2011.

Así, el conjunto catalán alcanzó su segundo título de Mundial de Clubes en los últimos tres años, ya que en 2009 se había impuesto a Estudiantes de La Plata de Argentina, también con una actuación destacada de su estrella.

En una jugada con marca registrada culé, Xavi controló el balón con el taco, asistió en carrera a Messi y el argentino convirtió con un tiro de “sombrero” por encima del cuerpo del portero Rafael. Una serie de 33 pases en dos minutos apenas manchada por un despeje de cabeza de Arouca significó el segundo gol del Barcelona. Pase al corazón del área de Dani Alves y definición imparable de Xavi con el empeine.

Fábregas también se quiso sumar a la fiesta y, después de haber estrellado un tiro en el palo, amplió la ventaja del Barcelona en el final del primer tiempo. Ya en el complemento, se mantuvo el guión y el Barza no hizo más que exponer la abismal diferencia futbolística respecto a los brasileños.

Dos buenas intervenciones de Víctor Valdés en unos mano a mano ante Borges y Neymar se contrarrestaron con un tiro en el palo de Alves y con la fresa del postre aportada por el crack Messi en la definición del cuarto gol de su equipo.

La era Guardiola suma su décimo tercer título de 16 disputados y Messi, su estrella, volvió a demostrar que aún se mueve en soledad en lo más alto del fútbol del planeta, dejando a la sombra al joven Neymar en el duelo de las dos estrellas del partido.