19 de septiembre del 2014 16 °C

Tito Vilanova y un duro año en Barcelona: Fútbol, hospitales y emoción

Una cronología completa sobre la agitada labor que tuvo el entrenador al frente del equipo español

Tito Vilanova y un duro año en Barcelona: Fútbol, hospitales y emoción

Viajes constantes entre Barcelona y Nueva York para someterse a quimioterapia y radioterapia, la conquista de una de las Ligas más emotivas, derrotas históricas y un enfrentamiento verbal con su amigo Josep Guardiola: el año de Tito Vilanova al frente del Barcelona fue agitado de principio a fin.

HOLA VILANOVA (27 de abril de 2012): el Barcelona anuncia sorpresivamente que Vilanova sucederá a Guardiola en el banquillo blaugrana. “¿Por qué? Porque representa todos los valores, el juego, la idea, la preparación, el análisis. Porque le pone horas hasta durmiendo. Preparación, cualificación, capacidad de poder hacerlo, compromiso, personalidad para llevar la plantilla y para estar aquí. Por eso, Tito”, señaló entonces Andoni Zubizarreta, director deportivo del FC Barcelona .

PRIMERA RECAÍDA DEL CÁNCER (20 de diciembre de 2012): Vilanova es operado después de recaer del cáncer de la glándula parótida. Es la primera vez que deja el banquillo del Barcelona como entrenador y su lugar lo ocupa su ayudante Jordi Roura. El técnico, que fue operado por primera vez del tumor el 22 de noviembre de 2011 estuvo lejos del banquillo de Guardiola seis meses, regresa a su puesto a comienzos en enero para el clásico ante el Espanyol.

VIAJE A NUEVA YORK (21 de enero de 2013): Vilanova vuela a Nueva York para someterse a sesiones de quimioterapia y radioterapia en el hospital Memorial Sloan Kettering de Manhattan. Su amigo Guardiola, de año sabático, vive en esa misma ciudad.

REGRESO A BARCELONA (26 de marzo de 2013): el técnico regresa a Barcelona 63 días después de marcharse, pero su vuelta está rodeada de dudas sobre cuándo volverá a entrenar al primer equipo.

VUELTA AL BANQUILLO (1 de abril de 2013): Vilanova dirige en París su primer partido desde el 19 de enero. El español se sienta en el banquillo del campo del Paris Saint Germain para ver la ida de los cuartos de final de la Champions League.

“ME SIENTO CON FUERZAS” (26 de abril de 2013): el entrenador asegura que si la salud se lo permite continuará dirigiendo al Barcelona. “He preguntado a los médicos y me han dicho que al contrario, que lo mejor que puedo hacer es trabajar. Y yo encantado”, dijo. “Me siento con fuerzas. Si la salud me sigue respetando, tengo muchas ganas de continuar”.

VUELTA A NUEVA YORK (6 de mayo de 2013): Vilanova viaja otra vez a la ciudad de los rascacielos para someterse a nuevas pruebas, pero el entrenador resta importancia a su nueva visita: “Estaba previsto así, igual que al final de la Liga también será así, tendré que ir a Nueva York para pasar otro control. En este tipo de tratamientos para estas enfermedades es normal”.

7-0, LA ELIMINACIÓN MÁS DURA (1 de mayo de 2013): el Bayern Múnich arrasa al Barcelona en la semifinal de la Liga de Campeones: 4-0 en la ida y 3-0 en el Camp Nou, un resultado que hacen crecer las dudas sobre el rendimiento del equipo. “No creo que haya que cambiar muchas cosas”, dijo Vilanova en la rueda de prensa posterior.

¿UNA CONTRATACIÓNPRECIPITADA”? (3 de mayo de 2013): el ex presidente del Barcelona Joan Laporta asegura que la decisión de nombrar a Vilanova sucesor de Guardiola fue un error. “Lo nombraron como solución por la ansiedad que les generaba el sucesor de Pep. Fue de forma precipitada. Tito es un buen entrenador, con grandes conocimientos, un gran alumno de Pep, pero tenía que tener un período de adaptación para hacer lo que está haciendo ahora”, dijo en una entrevista con DPA Laporta. “Además tuvo la desgracia que ha tenido…”, añadió.

LA LIGA MÁS EMOTIVA (11 de mayo de 2013): el Barcelona conquista la Liga española de forma aplastante, pero de forma más emotiva que emocionante. “Ha sido un año difícil”, dice en la celebración días más tarde el capitán, Carles Puyol.

PEP VS. TITO (del 11 al 17 de julio de 2013): apenas unos días antes de que Vilanova dejara el banquillo, Guardiola carga duramente contra el Barcelona, al que acusa de utilizar la enfermedad de su sucesor para atacarle. “Utilizar la enfermedad de Tito Vilanova para hacerme daño, eso no lo olvidaré nunca, nunca”, dijo el nuevo entrenador del Bayern. Cinco días después, Vilanova respondió: “Nos vimos en Nueva York la primera vez. Cuando estuve dos meses haciendo tratamiento no nos vimos, y no fue mi culpa. Es mi amigo y le necesitaba, pero él creyó que no tenía que estar a mi lado. Yo hubiera actuado de otra forma”.

ADIÓS VILANOVA (19 de julio de 2013): el presidente del Barcelona, Sandro Rossell, anuncia en una escueta comparecencia ante los medios que Vilanova dejará de ser el técnico del Barcelona para dedicarse de lleno a tratar el cáncer. “Le hará incompatible desempeñar la labor de primer entrenador del equipo de fútbol”, dice Rosell, que no precisó si el estado de salud de Vilanova empeoró en las últimas fechas.