22 de julio del 2014 17 °C

Tragedia en Egipto: jugadores salen de El Cairo resguardados por el ejército

Mientras el país sigue conmocionado, acusan a partidarios del presidente derrocado Mubarak de actos de violencia

Tragedia en Egipto: jugadores salen de El Cairo resguardados por el ejército

Los Hermanos Musulmanes acusaron a los partidarios del presidente derrocado Hosni Mubarak de ser los responsables de los actos violentos que causaron 73 muertos y cientos de heridos este miércoles en el estadio de fútbol de Puerto Said, en el norte de Egipto.

“Los sucesos de Puerto Said fueron planificados y son un mensaje de los partidarios del antiguo régimen”, afirmó el diputado Esam al Erian en un comunicado publicado en la página web del Partido de la Libertad y la Justicia (PLJ), formación política de la cofradía.

EJÉRCITO EN LAS CALLES
El jefe de la Junta Militar egipcia, Mohamed Husein Tantaui, ha ordenado que dos helicópteros del ejército se desplacen a Port Said (noreste) para evacuar a El Cairo al equipo del Al Ahli y a sus aficionados. La llegada de los helicópteros responde a una petición expresa del club cairota, según fuentes próximas al equipo.

El ejército comenzó a sacar de la ciudad a los aficionados del Al Ahli en autobuses protegidos por vehículos blindados de las fuerzas armadas. Sin embargo, según Mena, los locales comerciales han cerrado sus puertas en el Puerto de Said tras varios actos de vandalismo, mientras los servicios de sanidad han comenzado a pedir donaciones de sangre entre los vecinos de la localidad.

El presidente de la cámara baja del Parlamento egipcio, Saad al Katani, ha convocado de urgencia una sesión de la institución legislativa para debatir mañana los trágicos sucesos.

Las repercusiones de los enfrentamientos saltaron de inmediato a otros estadios de Egipto, como sucedió en el choque entre el Zamalek cairota y el Ismaily, que fue suspendido al final de la primera parte por el árbitro.