Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Fútbol peruano

Carlos Ascues: el 'Patrón' de Pablo Bengoechea

Con Pablo Bengoechea como técnico de la selección,  Carlos Ascues se convirtió en goleador. Hoy se vuelven a encontrar en Alianza Lima y el futbolista confirma el buen ojo del uruguayo: se estrenó con gol en el clásico

Con Pablo Bengoechea como técnico de la selección,  Carlos Ascues se convirtió en goleador. Hoy se vuelven a encontrar en Alianza Lima y el futbolista confirma el buen ojo del uruguayo: se estrenó con gol en el clásico. (Foto: El Comercio)

Con Pablo Bengoechea como técnico de la selección, Carlos Ascues se convirtió en goleador. Hoy se vuelven a encontrar en Alianza Lima y el futbolista confirma el buen ojo del uruguayo: se estrenó con gol en el clásico. (Foto: El Comercio)

Con Pablo Bengoechea como técnico de la selección, Carlos Ascues se convirtió en goleador. Hoy se vuelven a encontrar en Alianza Lima y el futbolista confirma el buen ojo del uruguayo: se estrenó con gol en el clásico. (Foto: El Comercio)

Con Pablo Bengoechea como técnico de la selección, Carlos Ascues se convirtió en goleador. Hoy se vuelven a encontrar en Alianza Lima y el futbolista confirma el buen ojo del uruguayo: se estrenó con gol en el clásico. (Foto: El Comercio)

Kenyi Peña Andrade

Es 23 de junio del 2011. Universitario y Alianza Lima disputaban la semifinal de la Copa Libertadores Sub 20 en el estadio Monumental. Ese día, los aficionados salieron de las graderías murmurando sobre dos temas puntuales: el triunfo crema por penales y un tal Carlos Ascues. El defensor de 19 años, por ese entonces, se paró con la autoridad de un veterano para rematar desde los 12 pasos frente a la tribuna Norte repleta; picó el esférico con la frialdad de un ‘9’ y con la técnica de un ‘10’. En paralelo, Pablo Bengoechea, en ese momento asistente técnico de Sergio Markarián en la selección peruana, ponía en agenda el nombre de Ascues para una alianza íntima hacia el futuro.

Tres años después, Bengoechea sería el sucesor de Markarián en la selección y desempolvaría la libreta en la cual había apuntado a los jugadores que debían estar en algún momento si le tocaba tomar las riendas. El ‘Patrón’, quien por ese entonces ya era figura en la San Martín, comandó aquella convocatoria. Debut absoluto, cinco goles en seis partidos con la Blanquirroja, pero esta vez jugando como volante al costado de Cruzado (dos partidos) y Ramírez (uno) en la mitad de cancha, sus actuales compañeros en el cuadro blanquiazul. Abrazos entre ambos en las celebraciones sin saber que, cuatro años después, se repetirían la noche del último sábado en el vestuario de Matute, nada menos que festejando un clásico ganado.

“Fue el jugador que esperábamos. Tiene una gran técnica, es un jugador que con nosotros siempre tiene oportunidades de hacer goles. Con la selección nacional convirtió mucho, y con trabajo debemos adaptarnos a sus características”, explicó el entrenador uruguayo luego del triunfo de Alianza Lima en el clásico.

“Soñaba toda la semana con anotar en el clásico y se lo dedico a toda mi familia y a la gente. El profesor Bengoechea me conoce de esa posición en la selección y sabe lo que puedo dar. Me salió ese gol y queda festejar este gran resultado”, dijo el nacido en Caracas, pero de nacionalidad peruana, minutos después de las palabras de elogio que Bengoechea dirigió hacia él.

—Arriesgados—

Bengoechea se la jugó por Carlos Ascues como refuerzo por encima de todo. El charrúa le dio su voto de confianza a pesar de que el volante solo jugó de titular 17 de 36 partidos en su último club, Melgar. Y sin importarle los apenas 98 minutos que disputó en dos temporadas en su penúltimo equipo, el Wolfsburgo alemán. Quizá el uruguayo ve en la técnica de Ascues su reflejo de lo que él fue como jugador de Peñarol, o tal vez es simplemente esa pieza que todos los técnicos tienen –aunque no lo digan– dentro de un plantel y que goza de un cariño especial.

Un movimiento arriesgado el que hizo el uruguayo por Ascues juvenil hace algunos años en la selección. Ahora, con el futbolista sin continuidad e incluido por el periodismo en ese bombo de los “que pudieron pero no fueron”, vuelve a repetir una apuesta atrevida, pero que lo está haciendo ganar desde la primera partida. El premio mayor deberá ser el título nacional en diciembre después de 11 años.

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías