Cristal dice hola a Renzo Sheput y chau a Miguel Ximénez

El volante del Juan Aurich es prioridad en el club rimense tras caerse el pase de Michael Guevara. El ‘Chino’ no va más

Cristal dice hola a Renzo Sheput y chau a Miguel Ximénez

Cambio en la prioridad: sale Michael Guevara, entra Renzo Sheput. Lo que DT de El Comercio adelantó sobre los “problemas de perfil” que la directiva celeste encontró en Guevarita se confirmó ayer por la tarde: la comisión de fútbol y el próximo entrenador Roberto Mosquera acordaron no insistir más por el jugador del Boys y tentar (ahora sí, decididamente) a Renzo Sheput (Aurich) y a Hilden Salas (Melgar) como refuerzos para el 2012. Como Salas tiene contrato vigente con Melgar, la mirada se fijó en Sheput, un jugador de pasado rimense.

Sheput, según un altísimo directivo celeste, tiene tres cualidades que seducen:

a) Nació en el club y son varios los dirigentes que creen que, en la madurez de sus 30 años, Mosquera podría explotarlo como alternativa de segundos tiempos o ‘10’ oficial.

b) Un perfil de jugador correcto, ajeno a los escándalos y distracciones que sí tiene Guevara (su pelea pública con ‘Chochera’ Castillo y su nexo comercial con Maribel Velarde no gustó nadita).

c) Una posibilidad de pase largo y capacidad de asociación que hacen recordar al ‘Chorri’ Palacios. Retirado el eterno ‘10’ para el 2012, Sheput asoma como reemplazo.

Si bien Aurich podría hasta tentarlo con jugar la copa, la propuesta de Cristal seduce más a Sheput, quien ya habría dado su palabra. El ‘Pincel’ siempre fue un talentoso nunca bien aprovechado. Incluso ahora, cuando se manda un jugadón, se escucha de la tribuna el ya célebre “si quisieras, Sheput…” ¿Querrá, Sheput?

Y se fue el ‘Chino’ Ximénez
Miguel Ximénez, goleador que le dio muchas alegrías al hincha celeste, se va por la puerta falsa como lo había adelantado Deporte Total en su edición de ayer. El ‘chino’ dijo que conversó con el gerente Carlos Benavides y obtuvo por respuestas “no vas más”. Incluso él pensaba mover con más rapidez el tema de su nacionalización, “pero ya no tiene sentido”.

Sobre su relación con Juan Reynoso, Ximénez fue muy educado y dijo que el técnico había sido frontal desde el inicio porque le dijo que “no sería muy utilizado”. Así evitó hablar del técnico despedido.