El recuerdo de cinco protagonistas del Cristal subcampeón de la Copa 1997

El cuadro rimense cumple hoy 58 años de vida institucional. Aquí recordamos a los personajes que hicieron posible el subcampeonato

(Fotos: Reuters / El Comercio / Once / Video: YouTube)

1. SERGIO MARKARIÁN
Catorce meses después de asumir el cargo, con el tricampeonato nacional y el subcampeonato copero conseguido, el ‘Mago’ dejaba de ser técnico rimense el 22 de octubre de 1997. La directiva de Cristal, por medio del presidente Alfonso Grados, comunicaba: “La caída [del equipo] después de la Libertadores fue notoria” y que de mutuo acuerdo –“acá no hubo ni renuncia ni despido, fueron largas horas de conversaciones y se llegó a esa determinación”– el uruguayo dejaba la conducción del equipo. Lo cierto es que dos días después del anuncio, Markarián se despedía en una sentida conferencia de prensa para dar por terminada su relación con el club bajopontino. Desde aquella vez la magia no volvió al Rímac.

2. PEDRO GARAY
Caudillos sí los hay. El ‘paragua’ fue el capataz del mediocampo bajopontino durante siete temporadas. Su don de mando y su garra fueron los sellos del ‘Pelao’, un capitán en todo el sentido de la palabra. Se fue del club junto con Balerio, tras la Libertadores del 98. “Se ha llegado a un mutuo acuerdo con nuestro jugador para rescindir el contrato que lo ligaba a nuestra institución. Ambas partes consideran que esta decisión es la mejor, dado el particular difícil momento deportivo por el cual atraviesa Sporting Cristal”, explicó el club en su momento. Pese a su condición de ídolo, a Garay solo lo invitaron a participar del aniversario 50 del club. Una placa y el interminable aplauso de los hinchas reconocieron su paso por la institución. No tuvo una despedida acorde a su figura.

3. JORGE SOTO
Todas sus estadísticas lo convierten en un histórico del club: es su máximo goleador (175 tantos), también el mejor artillero en torneos internacionales (22) y el que más partidos coperos tiene (65 encuentros). Pero eso no le valió al ‘Camello’ para ser considerado un ídolo por la directiva celeste. “Por decisión del comando técnico y la directiva, Soto no va a ser renovado y le agradecemos todos esos años de gloria que le dio al club. Él no se amolda hoy a la dinámica que necesitamos”, explicó Francisco Mujica a inicios del 2008. El ‘Camello’, a su vez, se sintió dolido porque ningún directivo lo llamó antes para darle las gracias y decirle que no se le renovaría el contrato. Nueve títulos y 14 años después de su debut con la celeste, Soto se vio obligado a jugar por Alianza. Esos cuatro meses en Matute sellaron un divorcio que solo tuvo una pequeña reconciliación durante los festejos por el aniversario de Cristal.

4. JULIO CÉSAR BALERIO
Histórico tricampeón y uno de los grandes gestores de la campaña copera del 97, el ‘Viejo’ colgó los guantes un 9 de abril de 1998. Aquel día la directiva cervecera justificaba su salida de la siguiente manera: “Desde inicios del año existía un acuerdo entre el jugador y la dirigencia del club de que este retiro se realizaría una vez culminada la participación de Cristal en Copa Libertadores. Este acuerdo se ha ratificado hoy [ayer], habiendo así culminado la brillante trayectoria de Julio César en el fútbol profesional”. El uruguayo nacionalizado peruano dejó un vacío inmenso en el arco celeste, que hasta hoy no ha sido cubierto con tanto acierto como lo hizo el ‘Viejo’. Solo recibió de parte del club un pequeño homenaje durante un amistoso, cuando vino como asistente técnico del River uruguayo. Falleció el año pasado debido a una falla cardíaca.

5. LUIS BONNET
Aquel delantero de cabeza rapada se hizo conocido durante la Copa. Cinco goles suyos posibilitaron la llegada de los rimenses al último partido en Belo Horizonte. Luego tuvo idas y vueltas, pero ni su fama de ‘killer’ en el área le sirvieron para entrar en los planes de la temporada 2008, aun cuando tenía contrato hasta el 31 de diciembre de aquel año. El ‘Pelao’ se fue de la mano de Soto. “A Bonnet le dimos la posibilidad de buscar otro club”, anunció Mujica. El argentino no aceptó salir por la puerta falsa y optó por seguir en La Florida, donde en una inmensa congeladora realizó sus últimos entrenamientos para dar por concluida su carrera. El tercer goleador histórico del club bajopontino (que anotó 15 tantos en torneos internacionales) se fue silbando bajito, aunque la barra cervecera todavía grita sus goles, 13 de ellos en el arco crema. Fue el celeste que más vulneró el arco de la ‘U’.