¿Por qué Juan Manuel Vargas usa la camiseta 66 en la Fiorentina?

Autor de dos goles en la temporada, el ‘Loco’ se está reinventando en el cuadro viola. Aquí la historia de por qué viste ese peculiar número

¿Por qué Juan Manuel Vargas usa la camiseta 66 en la Fiorentina?

MIGUEL VILLEGAS @prakzis

Es la última semana de julio. Todavía no perdemos frente a Uruguay y Venezuela. Pero él, Juan Vargas, ya mastica una derrota.

En Fiorentina le han dicho que tiene que buscar equipo. No tiene espacio en la temporada. Lo mandan a entrenar con la reserva, un castigo peor que trabajar sin cobrar sueldo. Más ofensivo e hiriente. Más destructor. Tan borrado está el ‘Loco’ del equipo que pagó 15 millones de euros por él en el 2008 que su camiseta histórica en el club, la número 6, se la han dado a Ahmed Hegazy, un desconocido egipcio Sub 23.

Ni siquiera tenía su chompa. Un milagro de la abuela Alejandrina –diría el ‘Loco’ luego– le abrió una puerta. Primero, Vincenzo Montella, el técnico de la Fiorentina, habló con él y le sugirió ponerse a punto. Luego, varias llamadas desde Videna se lo pidieron también. Vargas escuchó y entrenó. Como no lo hacía desde que la rompió en Catania, su primera experiencia italiana. Y, entonces, el 20 de agosto del 2013, la noche de la presentación de Fiorentina, Vargas apareció con la número 66. “No tenía otra camiseta”, dijo a medios italianos. Era verdad. El extremo peruano tenía que empezar de nuevo.

Se puso la número 66 por dos razones. 1) Por elemental descarte, ya lo dijimos. 2) Porque fue con el número 6 que completó cifras tan importantes en la Fiorentina que despertó intereses en los poderosos europeos (15 goles desde que llegó, en el 2008). El ‘6’ es, además, su cábala. Fue con esa camiseta que corrió para el célebre gol de Fano, en el 1-0 con Argentina en el Monumental, en el 2008. Tenía cierta lógica que, entre todas la opciones posibles –Mario Gómez es, por ejemplo, el 33–, el doble 6 podía ayudarlo a recordar tiempos mejores. Reinventarlo. Resucitar si viene o se va.

Y lo hizo. Hace un par de semanas, Vargas volvió a la vida al marcar un gol después de más de dos años. Luego, ya consolidado como parte del equipo de Montella, renovó hasta el 2015, según le contó a Fox Sports. “Eso me motiva mucho más a mí y a las personas que están conmigo. Me siento cada día mejor y debo seguir con perfil bajo”, dijo. El sábado, cuando jugó su primer partido como titular en la temporada, no solo regresó la imagen del ‘Loco’ que le pega como pocos en Italia, sino también la del hombre que está intentando aprovechar su última oportunidad.

“Entre los héroes de la victoria en San Siro, sin duda, está Juan Vargas”, escribió “La Gazzetta dello Sport”. Vargas nunca había vencido al Milan con camiseta púrpura: seis partidos, seis derrotas. El curioso doble 6. El sábado, el 66 de la Fiorentina gritó que está vivo. Marcó un gol, el 2-0 de la Fiore al Milan en el San Siro, pero la suya es una victoria más personal e íntima. Lo quisieron –lo quisimos, la verdad– matar, y no pudieron.