28 de julio del 2014 16 °C

La altura no es excusa: las mejores jugadoras del Mundial de Vóley no pasan del 1,60 m.

En un vóley donde cada vez se privilegia más la talla, Japón se mueve al ritmo de tres jugadoras de apenas 1,59 m. de estatura. Las niponas disputarán la medalla de bronce

Por Patrick Espejo
Enviado especial

Tokio. Se llama Yoshie Takeshita y hace cuatro años fue elegida la mejor jugadora del Campeonato Mundial. Hoy va por el mismo camino y es probable que mañana la vuelvan a nombrar la mejor jugadora del torneo. Es japonesa, tiene 32 años y es la levantadora del seleccionado japonés. No tendría nada extraño si no fuese porque en un vóley moderno donde se privilegia cada vez más la estatura, ella se mueve con apenas 159 centímetros de estatura.

Ella no es la única. La líbero del equipo nipón, Yuko Sano (la número 6) es otra ‘chata’ que mide como Takeshita. Completan este equipo de ‘liliputienses’ la 2, Hitomi Nakamichi (159 también), y la 20, Kotoe Inoue (ligeramente más alta, con 161 centímetros de talla).

Japón disputará la medalla de bronce del mundial mañana domingo cuando enfrente a Estados Unidos en el Yoyogi Estadium. ¿Pero llegó a instancias finales con un equipo tan bajito? Bueno, la chica Takeshita tiene en velocidad lo que no tiene en estatura. Sus brillantes armados, desde cualquier lugar de la cancha, permiten que sus atacantes Yamamoto Ai (1,85 m.) y Kimura Saori (1,85 m.) puedan enfilar potentes remates.

Las japonesas, quienes llegaban a las semifinales del Mundial Femenino de Vóley después de 30 años, estuvieron cerca de disputar la final. Ganaban 2-0 a Brasil, pero una reacción de las brasileñas, que ganaron los tres siguientes parciales, les impidió conseguir su objetivo.