29 de julio del 2014 16 °C

¿Cuál fue el gol más rápido de la historia de los mundiales?

En Corea-Japón 2002, la gente todavía no terminaba de sentarse cuando el turco Hakan Sukur le marcó a Corea del Sur a los 11 segundos

El turco Hakan Sukur, actual delantero del Galatasaray de su país, será recordado por dos razones: haber jugado alguna vez en el Inter de Milan y, sobre todo, por haber marcado el gol más rápido de la historia de las Copas del Mundo.

Fue el 29 de junio del 2002. Corea del Sur y Turquía eran dos equipos sin cartel que se habían colado en las semifinales y luchaban por el honor de compartir el podio con los grandes Brasil y Alemania. Los locales habían hecho un gran esfuerzo por coorganizar el Mundial con Japón y querían su recompensa. Pero la sorpresa les cayó como un balde de agua fría muy rápido.

Apenas sonó el pitido inicial, Corea hizo dos toques atrás y la pelota le llegó a su central y capitán Myung Bo Hong —elegido luego en el equipo ideal del torneo—. Este, presionado por Ilhan Mansiz (quien después anotó dos goles en ese partido), perdió la pelota y se la encontró Sukur, quien avanzó unos metros y con un zurdazo rápido y rasante venció el arco de Woon Jae Lee.

Los coreanos empataron a los 9 minutos pero al final los turcos se impusieron por 3-2.

La FIFA señaló que el gol fue a los 11 segundos, pero según mediciones exactas, este llegó a los 10 segundos con 30 centésimas. El anterior récord lo tenía el checoslovaco Vaclav Masek quien en Chile 62 le marcó a México un gol a los 15 segundos.

Los otros goles rápidos de los Mundiales fueron convertidos por el inglés Bryan Robson contra Francia, a los 27 segundos (España 82); por el francés Bernard Lacombe contra Italia, a los 37 segundos (Argentina 78); y el paraguayo Celso Ayala ante Nigeria, a los 52 segundos (Francia 98).