El histórico estadio Ellis Park se despide del Mundial con el Paraguay-España

En el escenario que popularizó Nelson Mandela con su presencia en el título sudafricano de rugby en 1995, se jugará el partido por el último cupo a semifinales

Por David Hidalgo Jiménez
Enviado especial

No voy a negar que este es el estadio al que menos nos ha gustado venir en la Copa del Mundo. Y es que casi siempre los diques de seguridad no permitían que nuestro taxi pueda pasar y dejarnos cerca del Ellis Park. Debíamos bajar a regañadientes con equipos costosos –casi exponiéndonos— y caminar unas cinco cuadras por zonas consideradas como las más peligrosa de la ciudad, a toda hora.

Hoy, Paraguay y España cerrarán las puertas del estadio Ellis Park en este Mundial, escenario que con el choque entre sudamericanos y europeos, habrá albergado siete encuentros: 5 de la fase de grupos, 1 de octavos de final y 1 de cuartos. España ya conoce esta cancha, este es su segundo partido, a diferencia de los guaraníes que jugarán aquí por primera vez.

El estadio Ellis Park, escenario histórico para los sudafricanos por aquel partido memorable en el que los ‘Springboks’ —equipo nacional de rugby apadrinado por Nelson Mandela— ganaron la Copa del Mundo en 1995 ante Nueva Zelanda, queda en el centro de Johannesburgo. Aquí también se protagonizó la final de la Copa Confederaciones del año pasado en la que Brasil venció 3-2 a Estados Unidos.

Las calles de los alrededores no lucen limpias ni acogedoras, en comparación de sedes como el Loftus Versfeld de Pretoria, el Royal Bafokeng Sports Palace de Rustenburg, o el propio Soccer City de Soweto, pero siendo esta nuestra última visita, quedará la nostalgia de no recorrer nunca más las calles que en varias oportunidades se nos hicieron tan familiares, muy peruanas a decir verdad.