Recuerdos de los ángeles negros: Julio César Uribe y Guillermo La Rosa

Mañana se cumplen 28 años del 2-1 de Perú a Uruguay. Fue un partido en que aseguramos el boleto a España 82, el último mundial que clasificamos

*Por Christian Cruz Valdivia* Las imágenes están en You Tube, pero ellos admiten no saber a ciencia cierta qué cosa es eso. Lo suyo es la memoria, el diálogo, los recuerdos. Lo suyo es como una canción hermosa de dos ángeles negros. Era el 23 de agosto de 1981. Quizá la fuerza del abrazo que se dan al reencontrarse no sea la misma de esa tarde de hace 28 años. Este es un abrazo para postal. Guillermo La Rosa y Julio César Uribe se vuelven a encontrar en exclusiva para DT. Para recordar esa jornada en el Centenario. Para revivir ese 2-1 a Uruguay de visita. El triunfo que nos aseguró el boleto al Mundial España 82, el último al que fuimos. Han pasado tres años y algunos meses desde la última vez que se vieron. Sucede que la distancia no es el olvido. La Rosa era el gran “9” de esa selección del brasileño Elba de Padua “Tim”, y Uribe, el talentoso número “10”. Guillermo hizo el 1-0, Julio César el 2-0. El experimentado periodista de El Comercio Mario Fernández estuvo esa tarde en el Centenario. Dice que en ese partido el equipo parecía formado por extraterrestres. —Puede ser, puede ser. Siempre veo ese partido, a cada rato limpio el caset, aún no lo paso a CD, bromea el “Tanque”. Uribe ríe a carcajadas: “Ese era un equipo hermoso”. Mañana se cumplirán 28 años. Dicen los viejos que Perú nunca más volvió a jugar como lo hizo aquella tarde en Montevideo. Era el equipo de Cueto, Velásquez, Oblitas, Panadero, Duarte, Quiroga y otros fenómenos. Perú ya había empatado con Colombia, en El Campín. La clasificación a España iba a ser solo un trámite. *¿Esa selección era la mejor de Sudamérica?* “Éramos un gran equipo, que jugaba, peleaba, que estaba comprometido”, recuerda Uribe. “Julio César jugaba como en su barrio, como José (Velásquez), como César (Cueto)”, replica La Rosa, con la sonrisa intacta del adolescente que fue. *¿Y qué pasó en el Mundial 1982?* Guillermo La Rosa anticipa: “Me moría por jugar, era mi segundo Mundial, pero Uribe era el mejor del equipo y Cubillas era el goleador. Tuve que resignar un puesto en el equipo porque así lo decidió Tim”. Julio César Uribe prefiere no recordar eso: “No queremos que la historia nos enfrente, sino solo que nos reconozca lo que hicimos por nuestro país. Pasaron cosas, seguro, pero eso forma parte del pasado”. *¿Qué creen que ha sucedido con el paso del tiempo con el equipo peruano?* “Antes no había tantos conflictos como los que hay ahora; o en todo caso, se resolvían adentro. Nos sentábamos a hablar, nos decíamos las cosas de frente y listo. Eso no podía perjudicar el nivel del equipo en la cancha. Por eso fuimos a dos copas del mundo seguidas”, dice el “Diamante”. Y agrega: “Cuando perdíamos, nos encerrábamos en nuestra casa y no salíamos hasta dos o tres días después. Ahora pierden y en la noche están de juerga”. “Podemos tener los mejores jugadores, pero mientras existan peleas, discusiones públicas y enfrentamientos no vamos a mejorar. Vienen, además, con una presión psicológica de 25 años sin triunfos y la gente siempre pide ganar”, acota el “Tanque”. O mejor, define como en su época de futbolista. “Además, y lo digo porque estuve allí, dirigiendo a la selección, no tenemos un equipo comprometido. Les cuesta mucho. El entorno, encima, no es el mejor”, concluye Uribe. *¿Eso quiere decir que no vamos a clasificar al Mundial pronto?* Julio César Uribe reflexiona: “Necesitamos cambiar las cosas, pero sobre todo creer en esos cambios. No podemos pensar en un año o dos, sino en diez o más. Los dirigentes tienen que meterse eso en la cabeza; pero también los hinchas y los jugadores. ¿Te has fijado cómo les va a Farfán, Pizarro, Guerrero, Vargas, y otros en el extranjero? Bueno, es que allá, en sus clubes, los han comprometido. A eso debemos apuntar”. La nota termina. A ambos les va más que bien en lo que hacen actualmente: Uribe y La Rosa viven, comen, sueñan para el fútbol, como en el comercial de TV. Guillermo es profesor en dos colegios particulares y, además, dirige una academia con su compadre, el “Poeta” César Cueto. “Los viejos y los chicos me quieren”, dice satisfecho por haberse ganado el respeto de los demás gracias a sus goles. Julio César está dedicado a sus negocios particulares. Y espera entrenar un equipo de Primera. También, salir campeón en el Perú y a dirigir en el extranjero de vuelta. Eso sí, a Cusco no vuelve. Pasaron 28 años. Pero las imágenes del Centenario están ahí, en You Tube. Y se mantienen intactas, aunque pasen los años. *EL ENCUENTRO* El pasado siempre nos pertenece La Victoria. Cebichería El Verídico de Fidel. Uribe se encuentra con La Rosa en exclusiva para DT. Recordaron la hazaña en Uruguay, el Mundial de España, su etapa en Colombia. Y, claro, se tomaron fotos con los hinchas. Dos ídolos. *MICROABIERTO* *Julio César Uribe* El último “10” Sobre: *Roberto Palacios* “Ha sido el último buen “10” pero no encuentra sucesor”. *Juan Carlos Mariño* “Conserva la generosa habilidad de los “10” peruanos. Solo depende de él”. *Jefferson Farfán* “Tiene una calidad enorme y lo está demostrando allá. A mí me gusta retrasado, con mayor panorama”. *Guillermo La Rosa* El último “9” Sobre: *Claudio Pizarro* “En Alemania la rompe pero con la selección no. Es una cuestión psicológica”. *Paolo Guerrero* “Es un gran delantero, con potencia, ubicación, buen manejo aéreo”. *Johan Fano* “Lo suyo es el ímpetu, la garra. Me gusta lo bien que le pega”.