El 2013 para selecciones peruanas: más fracasos en mayores y tibios avances en menores

Falta de compromiso de los referentes, errores de Sergio Markarián, tibios avances en juveniles, fueron lo más resaltante

El 2013 para selecciones peruanas: más fracasos en mayores y tibios avances en menores

ELKIN SOTELO @Elkinsot_DT

Si se mira a la selección de mayores como el colofón de todo un trabajo que empieza en los equipos juveniles, entonces habría que sostener que todo está mal. Pero el análisis no puede ser tan radical ni tendencioso. Definitivamente hubo errores puntuales que nos sacaron de Brasil 2014. Pero, para sorpresa de muchos, en Sub 20, Sub 17 y Sub 15 se apreciaron algunos avances.

1. LA ELIMINACIÓN DE BRASIL 2014
Siendo el entrenador Sergio Markarián, automáticamente se convierte en el responsable mayor de los malos resultados. Trabajó ardorosamente y seguramente con buena intención, pero equivocó el camino en el tema del compromiso de jugadores referentes en los cuales confió y no respondieron con la responsabilidad necesaria. Ahí estuvieron los casos de Juan Vargas y su historia conocida que lo llevó a un pésimo momento personal y deportivo en Fiorentina y Genoa.

Tampoco Jefferson Farfán estuvo a la altura de todo lo que podía dar y Claudio Pizarro solo tuvo momentos esporádicos de buen rendimiento. Paolo Guerrero no consiguió concentración en el objetivo y se dedicó a pelear y quejarse antes que jugar.

Todo eso pudo ser mejor canalizado por Markarián, pero le dio prioridad a la fortaleza del grupo y los quería volver impermeables ante las críticas.

2. EL CASO MARKARIÁN. ¿VUELVE?
Ahora la FPF reconoce que esperarán al uruguayo a que reconsidere su decisión de no trabajar más con la FPF y acepte la Dirección Técnica Nacional (DTN) para escoger al nuevo seleccionador de mayores, Sub 20, 17 y 15 después de Brasil 2014.

No parece saludable si se tiene en cuenta la propia reflexión del entrenador antes de marcharse de Lima. Decía que no tendría ningún apoyo por el hecho de haber sido eliminado de Brasil 2014. Todas las puertas se le cerrarían y hacer un trabajo de reestructuración del fútbol peruano así sería imposible.

Y tiene razón. Apoyar el regreso de Markarián sería hacerle guiños a una maniobra política de Manuel Burga, que va a la reelección sí o sí. Aunque lo niegue. Porque en sus últimas declaraciones Markarián también parecía un político decidido a blindar la gestión de Burga que por años ha sido inoperante.

¿Hay candidatos? Desde que pasó la fiebre por reclamar a Marcelo Bielsa (hubo un entusiasmo, contacto a través de intermediarios y sondeos del argentino, pero nunca propuesta formal); Daniel Ahmed fue el hombre que la FPF tentó para retener en la Sub 20 y que luego ascienda a la de mayores como hecho natural. Pero a Burga le fue imposible competir con Cristal.

Como se sabe, Burga espera que pase Brasil 2014 para entrar al mercado a mirar opciones porque cree que esa es la época en la que los entrenadores de categoría bajan sus pretensiones. Cree.

3. EL ÉXITO DE LA SUB 15 DE ORÉ.
La obtención del título del sudamericano del equipo de Juan José Oré es emotiva, aunque se trate de una categoría experimental. Pero se trata de una competencia sudamericana que le devolvió esperanzas al fútbol peruano.

¿Los artífices? Primero Oré por su conocimiento del negocio en menores, pero también el trabajo que se hace desde la Dirección de Desarrollo de la FPF que dirige Oscar Hamada, quien este año agrupó a los jefes de menores de los principales clubes peruanos y los convenció de un cambio de trabajo en favor de las selecciones. El mérito también es de los clubes que han mejorado en algunos casos las condiciones de trabajo para sus áreas de menores.

4. LA SUB 20, SUB 18 Y SUB 17
Jamás había ocurrido que en un solo año todas las categorías juveniles de Perú superaran la primera fase de los sudamericanos. Primero fue Daniel Ahmed y su Sub 20 que mostró una nueva dinámica de juego y actitud para jugar de igual a igual con todos los rivales. Llegó hasta la última fecha con posibilidades de clasificar al Mundial de Turquía, pero no consiguió el objetivo. Destacaron Yordy Reyna, Jean Deza, el arquero Ángelo Campos, Hernán Hinostroza, Rafael Guarderas, entre otras revelaciones.

Luego vino la Sub 17 de Édgar Teixeira y con menos individualidades y roce que la Sub 20, tuvo agallas para clasificar a la segunda fase del torneo. Fue bastante menos vistosa que la de Ahmed, pero le alcanzó para colarse al hexagonal final, aunque ahí sí estuvo por debajo de todos.

La Sub 18 también fue de Ahmed y participó en los Bolivarianos, aunque no alcanzó la final. Fue medalla de bronce entre 6 participantes. Sobre el final insinuó progresos, pero errores básicos de concepto en defensa le impidieron mejores resultados.

Ese fue el año futbolístico de nuestras selecciones. En resumen no pudo colarse en el bloque de los mejores del continente, pero se asentó en el peldaño de abajo de la media tabla. Como siempre, tiene que mejorar.