25 de julio del 2014 16 °C

Conozca las "armas" de Perú y Chile para su debut en el Sudamericano Sub 20

Un análisis de las fortalezas y debilidades del equipo de Gustavo Ferrín y su primer rival en el campeonato

Conozca las "armas" de Perú y Chile para su debut en el Sudamericano Sub 20

ELKIN SOTELO
Enviado especial de El Comercio a Arequipa

PERÚ
Sucedió un factor preponderante en el 2010 para que Perú no llegue tan desprotegido a esta competencia en la que será anfitrión y en la que goza de la posibilidad de un cupo más por la presencia de Colombia, organizador del próximo mundial. Pareciera que esta es la oportunidad perfecta.

Como se sabe que en el Perú el trabajo en divisiones menores es incipiente, la FPF a través de la iniciativa del mánager Óscar Hamada logró que el torneo de Reservas –financiado por la empresa privada– inspire la responsabilidad de los clubes para armar equipos principalmente con jugadores Sub 20. Perú solo presenta en Arequipa a cuatro jugadores que no lograron debutar en Primera (Víctor Ulloa, Claudio Torrejón, Carlos Ascues y Giovanny Morales). Después, con mayor o menor medida de calidad, todos saben lo que es el fútbol profesional y eso significa una herramienta valiosa para el trabajo del técnico Gustavo Ferrín.

Arqueros: Víctor Ulloa (1,79 m) y Carlos Cáceda (1,82 m) han peleado por el puesto en toda la etapa preparatoria, siendo el que actúa en CNI quien ganó la pulseada sobre el crema, también porque ya integró una selección juvenil en el Mundial Sub 17 de Corea.

Defensores: Carlos Ascues, el capitán, es definido por Óscar Hamada como “rápido y fuerte”. Alexander Callens, del Boys, es catalogado por su técnico Miguel Company como “hombre de típico espíritu porteño por ser del Callao”. Tiene 24 partidos en Primera y un gol. Pedro Requena, del Total Chalaco, también pugna por un puesto y cuando Perú haga línea de tres al fondo él se recostará por la derecha. También tiene 24 actuaciones en la máxima división. Los laterales Diego Donayre (Alianza, derecha) y Claudio Torrejón (izquierda) atacan mejor de lo que defienden y por ello Ferrín tiene pensado utilizar una línea de tres para que estos jugadores exploten más sus condiciones como volantes o carrileros. Y José Granda, de Cristal, se mantiene a la expectativa.

Mediocampistas: La primera línea tiene a dos hombres que poseen características fundamentales: marca y panorama de juego. Ellos son Diego Otoya (Vallejo) y Ángel Ojeda (Melgar). No son precisamente los jugadores toscos que quitan y se la dan al de a lado; saben meter pases en profundidad y eso llama la atención. Jorge Bosmediano (San Martín) es un volante mixto de mucha talla que también es utilizado como zaguero central si es que ocurre algún contratiempo. Benjamín Ubierna (San Martín) es el típico hombre ancla que se para en el centro para iniciar acciones de ataque, pero quizá le falte un poco más de vértigo y marca.

Después viene el lote de los jugadores que pueden actuar como volantes de ataque, extremos y delanteros según la circunstancia: Giovanny Morales, del Esther Grande, tampoco debutó en Primera y eso le resta opciones de jugar. Los aliancistas Jorge Bazán y Diago Portugal siempre son piezas de recambio, rápidos y hábiles. Joazhiño Arroé y toda su calidad y aprestamiento europeo en el Siena de Italia no logró todavía llenarle los ojos a Ferrín por sus características de ‘10’ nato, que a veces se desentiende del compromiso de marcar y del ida y vuelta. Pero lo utilizará en algún momento. Renato Zapata (‘U’) podría ser un arma por la derecha, aunque todavía no se definió.

Delanteros: André Carrillo es el goleador de la Sub 20 con 5 tantos en los amistosos internacionales. Ferrín lo ubica como delantero por la izquierda, pero la naturaleza del jugador hace que se recoja unos metros cuando siente que no le llega la pelota y a veces empieza desde media cancha dribleando hasta llegar al área rival. El aliancista es la principal carta de ataque. Christian Cueva, de la San Martín, es el hombre de más experiencia con 70 partidos en Primera desde el 2008, 10 goles y dos títulos nacionales con la San Martín. Se recuesta por la izquierda para ingresar en diagonales. Osnar Noronha pretende ser el ‘9’ de Ferrín, pero con actividades diferentes porque no es el típico chocador o cabeza de área, más bien es hábil, gambeteador. Jugó 27 partidos en Primera con el CNI.

CHILE
CLAUDIO HERRERA / “El Mercurio” de Chile

A diferencia de generaciones precedentes, la actual exhibe una respetable presencia en primeros equipos, porque solo cinco de los 20 nominados aún no se estrenan en el campeonato nacional. Y el quinteto tiene atenuantes: Mirko Opazo jugó la Copa Chile con Colo Colo, César Pinares está en Italia, José Martínez debutó en la ‘Roja’ adulta con Marcelo Bielsa y el meta Claudio Santis fue suplente de Luis Marín en la gira al Medio Oriente (el quinto es Pedro Salgado, oriundo de Trovolhue).

Entre los nombres apuntados por César Vaccia figuran ocho ‘sparrings’ que estuvieron en Sudáfrica asistiendo el trabajo de Bielsa en Ingwenyama. Anote: Martínez, Opazo, Luis Casanova, Pablo Silva, Lorenzo Reyes, Felipe Gallegos, Yashir Pinto y Ramsés Bustos. Casanova también se estrenó en la adulta con el rosarino.

Cristian Magaña (San Felipe), Nicolás Peñailillo (Everton), Alejandro Márquez (Unión Temuco), Reyes (Huachipato) y Álvaro Ramos (Iquique) terminaron el 2010 como titulares en sus escuadras.

Arqueros: Santis (1,84 m) y Carlos Alfaro (1,83 m) disputan la puerta. “Santis tiene buen juego aéreo y ordena la defensa”, describe Mario Lepe, DT de la UC. Su competidor alcanzó a jugar con Coquimbo Unido en Primera B.

Defensores: El equipo fue preparado para jugar con tres o cuatro en la última línea. Los colocolinos Opazo y Magaña (“Mirko es lateral con pasado de delantero y Cristian es rapidito”, dice Hugo González) y Salgado (UC) pueden ocupar distintas posiciones en la zaga. Otra alternativa es el central Enzo Guerrero (1,80 m). “Muy buen juego aéreo”, dice Jaime Muñoz, su ‘coach’ en Coquimbo. Casanova (O’Higgins) es chance como defensor y volante. Los zurdos Martínez y Peñailillo son oferta en el costado siniestro. “Peñailillo ataca mejor de lo que defiende, tiene buen biotipo (1,88 m)”, dice Rodrigo Bendeck, ex técnico de las inferiores ruleteras. Silva completa el puzzle por la derecha. “Él puede ser lateral o volante de contención: es agresivo”, apunta Fernando Astengo.

Mediocampistas: Márquez (“un volante central con mucho quite y juega bien”, aporta Carlos González) pasó de Loncoche a jugar en la B. Reyes, es un ‘8’ que impulsó Fernando Vergara en Huachipato y se mantuvo en cancha con Arturo Salah. Diego González –lleva ocho partidos en O’Higgins– es opción. José Luis Silva y César Pinares tienen fama de enganches. El primero hace rato es promesa en la ‘U’ –jugó dos partidos en el 2010– y el segundo es parte del equipo primavera del Chievo italiano. El zurdo Gallegos (10 juegos en la ‘U’) asoma como una de las referencias y puede ser extremo izquierdo.

Atacantes: Ramos, buen contragolpeador, fue clave en los dos títulos de Iquique en la temporada pasada y viene con Vaccia de la Sub 17. Yashir Pinto es referencia de área y el que más marcó en los amistosos internacionales (en Ñublense jugó 5 jornadas y anotó un tanto). Bustos es la tercera carta (2 partidos en Unión, 1 gol). Bryan Carrasco (9 presencias en Audax, 2 goles) aparece en la nómina de ariete, aunque ha jugado de volante y carrilero.