Julio César Uribe sobre la selección: "Ahora yo jugaría con un 3-5-2"

Lesionado Pizarro y en duda Vargas, el último técnico peruano en una Copa América apuesta por un sistema que le resultó ante Uruguay en el 2007

Julio César Uribe sobre la selección:  "Ahora yo jugaría con un 3-5-2"

MARIO FERNÁNDEZ

Como jugador le ganó (1-2) con un gol suyo a Uruguay en el Centenario por las Eliminatorias mundialistas de 1981. Como entrenador, apenas en la última Copa América 2007 de Venezuela, se dio el lujo de golear 3-0 al equipo de Tabárez. Está a punto de viajar a la Argentina para ser comentarista del “staff” Cable Mágico y ya tiene bien decidido incursionar en política el 2016. Julio César Uribe tiene la suficiente autoridad, además como extraordinario jugador que fue, para hablar de todos los temas de fútbol. Léalo.

Dirigiste en dos copas de América. En ambas pasaste la ronda, ¿es una obligación clasificar o es pedir demasiado?
Es una obligación clasificar por razones muy simples: han evolucionado tantas cosas para bien, la información es superior, igual la preparación. Hay otros elementos de apoyo muy superiores a los de aquellas época, hay un universo de jugadores con otra jerarquías. Recuerden que el 2001 yo fui con nueve juveniles a Colombia y estuvimos en un grupo (con Brasil, Paraguay y México) mucho más difícil que este de Argentina y clasificamos. Entonces cómo no va a ser una obligación pasar la primera ronda. Igual fue la del 2007.

Markarián, como tú, había elegido a Claudio de capitán. ¿Qué da Pizarro que nos vemos los periodistas? ¿Qué tipo de líder es?
Es un gran profesional. Merece siempre la cinta de capitán, pero mala suerte que se lesionó.

¿Es crack o es goleador?
Es goleador porque hace lo que puede y su aporte es el gol. No es el desequilibrio. El crack hace el desequilibrio y el gol.

¿Cuándo Claudio deja de ser goleador?
Cuando se sale de lo que debe ser su casa siempre: los últimos 25 metros.

Markarián perdonó a la “Foca” y lo tiene de titular. ¿Hubieras actuado igual?
De haber sucedido, mi decisión hubiera sido tan firme como en su momento fue la de Chemo del Solar.

Tu Perú le ganó al Uruguay de Tabárez. ¿Cómo hay que jugarle?
El momento es diferente. Hoy la fuerza de Perú puede haber cambiado en función de lo que viene preparando Sergio.

Tu apostaste por el 5-3-2. ¿Todavía crees que es el mejor sistema?
Para mi sí. Es un sistema que primero tiene que ofrecerte seguridad para después darte la peligrosidad con contundencia.

¿Hay algún jugador que extrañas ver en la lista?
No. Creo que están todos los que deben.

También entrenaste a la Sub 20. ¿Qué opinas de la inclusión probable de Cueva y de Carrillo?
Van a adquirir experiencia. Es algo que uno intentó hacer el 2001 y nadie lo entendió y qué casualidad ¡oh, hoy lo entienden! Aquí hay dos, yo llevé nueve. No entiendo nada.

Siempre hablas de trabajar en la formación. ¿Todavía lo piensas hacer o seduce más entrenar en primera?
No, quiero ganar un campeonato y cumplir con lo que tengo proyectado. Paralelamente, ojalá que después de cumplir estas metas y de iniciar un proceso formativo con niños, incursionaré en la política el 2016.

Mirando la Copa y ya sin Pizarro, en duda Vargas, ¿hasta qué punto este cuarteto con Jefferson y Paolo iban a producir daño?
Le otorgan un valor y consecuentemente riesgo ojalá contundente a cualquier defensa.

De los partidos en la era Markarián, ¿cuál te dejó un análisis más serio?
El de Ecuador (0-0) porque ese va a ser en el nivel que encontraremos en la Argentina. Estoy seguro de que Sergio que va a tener como referencia ese partido para lo que pretende desarrollar en canchas argentinas. Lo de Sergio es bueno porque no ha fraccionado, no ha dividido.