Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Economía

¿De qué depende que el PBI anote un avance por encima del 3% en el último trimestre?

La producción nacional aumentó en 3,64%, la tasa más alta en lo que va del año. La construcción repuntó tras nueve meses de caída

Economía peruana

Economía peruana

(Foto: El Comercio)

El lunes, el primer ministro y titular de la cartera de Economía y Finanzas, Fernando Zavala, se mostró optimista respecto al dinamismo de la economía en los próximos meses. “Estamos haciendo los esfuerzos para cerrar en 2,8%”, dijo.

Y ayer, las cifras de crecimiento de la economía en junio respaldaron su optimismo. Todos los sectores productivos experimentaron crecimiento en ese mes del año.

Según el INEI, la economía registró un avance de 3,64% anual, en junio, lo que significó la tasa de incremento más alta en lo que va del 2017. De esta manera, nuestro país alcanzó 95 meses de avance continuo, informó el jefe del INEI, Aníbal Sánchez.

El funcionario explicó que el crecimiento del PBI fue sustentado por el avance de la demanda externa, que se evidenció en el crecimiento de las exportaciones en 31,5%, especialmente de productos tradicionales (33,6%), como la harina y aceite de pescado, café, cobre, hierro, zinc, petróleo y gas natural; y productos no tradicionales (25,1%), como los agropecuarios, pesqueros, metalmecánicos y textiles.

DEMANDA INTERNA
Según el INEI, la demanda interna registró una recuperación apalancada en el aumento de la importación de bienes de consumo no duradero (21,5%), el financiamiento con tarjetas de crédito (0,16%) y el crecimiento del comercio al por menor (0,9%).

Además, otros dos sectores vinculados a la demanda interna también mostraron cifras positivas. La construcción tuvo un avance de 3,49%, después de nueve meses de caída.

Esto, por el mayor consumo interno de cemento (3,45%) y la recuperación de la inversión en obras públicas (3,73%). El avance físico de obras fue positivo en el gobierno nacional (12,2%) y los gobiernos locales (9,6%). No obstante, el avance en los gobiernos regionales disminuyó en 20,7%.

El subsector fabril primario (17,20%) impulsó el crecimiento de la actividad manufacturera, que sumó dos meses de aumento continuo y alcanzó 2,02% de crecimiento.

Sin embargo, el significativo impulso de este subsector no se repetiría durante la segunda mitad del año, prevé Pablo Nano, subgerente de Estudios Económicos de Scotiabank .

Según Daniel Velandia, economista jefe de Credicorp Capital, el subsector fabril no primario, que decreció 3,24% en junio, terminará en negativo este año. Para él, en la medida que se dé la reconstrucción, habrá mayor creación de empleo, lo que hará que los sectores no primarios se aceleren .

La situación de este subsector se viene agravando desde el 2014, explica Luis Eduardo Falen, analista senior de Research de Intéligo. Por un lado, los textiles, las confecciones y el calzado se ven afectados por las importaciones asiáticas y por el otro, el cemento, el fierro y las estructuras para construcción y producción de vehículos se han visto afectados por el débil dinamismo de la inversión privada.

“El fuerte crecimiento que hubo hasta el 2012 encubrió los problemas que enfrentaba este sector. Ahora se necesita un plan de diversificación económica, que, si bien se inició durante el gobierno anterior, fue dejado de lado por la administración actual”, refiere Falen.

LAS ESPERANZAS
Velandia considera que la economía peruana ha llegado a un punto de inflexión, ha alcanzado 2,3% de crecimiento en el primer semestre y tiene posibilidades de alcanzar un 2,5% en los últimos seis meses del año.

“Para el segundo semestre, la actividad primaria –sobre todo la pesca (que creció 52,02% en junio)– debería dejar de aportar tanto. [No obstante] el sector no primario y la inversión pública deberían mejorar”, señala Velandia. De hecho, Falen agrega que la pesca de anchoveta, que creció 81,1% en junio, ya no impulsará el crecimiento en julio.

Por otro lado, Nano asegura que si el Gobierno logra tener éxito en el repunte de la inversión pública, el destrabe de los proyectos de inversión de infraestructura y el inicio de las obras de reconstrucción posteriores a El Niño costero, el PBI mostrará una expansión por encima del 3% durante el cuarto trimestre del 2017.

En cuanto a la inversión privada, tendrá una leve mejora hacia finales de año. Aunque el 2017 sería el cuarto año de contracción de este indicador, Velandia asegura que podría esbozar cierta mejora hacia finales de año. Su recuperación se consolidaría en el 2018.

Lee más noticias de Economía...

Tags Relacionados:

PBI

economía peruana

INEI

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías