Claro y Entel son las que más sufren en la guerra de celulares

Nunca como el año pasado se han visto tantas promociones. Pero eso tuvo un alto costo en los números de los operadores

Claro y Entel son las que más sufren en la guerra de celulares

La competencia entre los operadores de telefonía móvil y en la red 4G LTE permite al consumidor acceder a muchas promociones. (Foto: Reuters)

La felicidad cuesta, reza un viejo dicho popular, y vaya que el 2016 ha sido un año para que los operadores de telefonía móvil en el Perú lo comprueben. Y lo han experimentado con cada comercialización de línea móvil que pasó por sus manos: con las que perdieron y, también, con las que vendieron subvencionando parte de los paquetes promocionales con los que captaron a sus clientes. 

 

"El año pasado ha estado marcado por la intensidad competitiva en el mercado de telefonía móvil", explica a Día1 Carlos Huamán, CEO de DN Consultores. Y si uno verifica los estados financieros que han reportado los principales jugadores de este mercado, puede verificar el sufrimiento.

En el 2016 la gran mayoría redujo su EBITDA (el indicador que reporta el beneficio bruto de su actividad, luego de descontar todos los gastos financieros). El análisis, obviamente, es distinto para cada caso, pero lo cierto es que sea que se trate de Movistar, Claro, Entel, Bitel o Virgin, todos sintieron la pegada de (1) la competencia, como se ha dicho, pero también de (2) la evolución tecnológica y de (3) un número de líneas que crece a un ritmo menos explosivo que antes.      

EN EL DOLOR, HERMANOS
Si tuviéramos que elaborar un ránking del sufrimiento de los operadores de telefonía móvil en el 2016 (basados en el análisis de Huamán Tomecich) todo indica que Claro lo lideraría. La temporada pasada la empresa –segunda del mercado por número de líneas móviles: 11,6 millones– vio caer su margen EBITDA hasta el 18%, el más bajo reportado en ocho años, y lejos del 30% histórico que solía mostrar. ¿Qué fue lo que pasó?

Elisa Munares, directora de Estrategia Comercial de Claro, refiere que son por los menos dos los factores que influyeron en el resultado: la falta de espectro para brindar un servicio óptimo de 4G (recordemos que Claro recién se hizo de parte de la banda de 700 MHZ, ideal para este fin, hacia el segundo trimestre del año pasado), y la regulación. 

“El cambio regulatorio de las tarifas de interconexión (las que paga un operador por finalizar una llamada en la red de otro) nos afectó mucho. En el 2015 se eliminaron las asimetrías entre Telefónica y nosotros. Las tarifas que cobramos se redujeron casi en 70%, mientras que para nuestro principal competidor se redujeron en 40%”, aclara Munares. La ejecutiva añade que otra disposición regulatoria, la de consultar a la Reniec por los datos de sus futuros clientes para la respectiva identificación biométrica, les está restando. “Podríamos llegar a pagar a la Reniec hasta S/10 millones por este concepto”, precisa.     

A Entel le fue mejor que a Claro en el 2016, pero eso no evita que su operación todavía esté en rojo. La empresa, hoy tercera del mercado con 4,6 millones de líneas móviles, secundaría a Claro en el ránking del dolor, debido a que su EBITDA aún está en -30%, aunque ello representa un resultado mucho mejor que el -60% del 2015. “Ellos han pasado del 5% del mercado que asimilaron cuando entraron al Perú comprando Nextel, al 13% del año pasado, pero necesitan llegar al 20% de la torta para ser una operación que logre su punto de equilibrio, y así dejar de ser subsidiados por su matriz chilena”, apunta Huamán.

¿Cuándo ocurriría eso? ¿Podría ser este 2017? Entel no se ha pronunciado para este informe pero, el año pasado, durante la Junta de Accionistas que celebró en Santiago de Chile, el gerente general de la matriz, Antonio Büchi, le dijo a Día1 que invertirán hasta US$1.000 millones en infraestructura y tecnología, aquí, para acelerar el proceso. La operación peruana ya representa el 20% de los ingresos totales del grupo. 

En Movistar están un poco más tranquilos, contando con los 17 millones de líneas móviles con los que lideran el mercado. Lograron que su EBITDA sufra menos y se mantenga en 30%, pero no fue nada fácil. Dennis Fernández, director de Estrategia y Regulación de Telefónica del Perú (matriz de Movistar), señala que la agresividad comercial en la que se han enfrascado los operadores móviles les ha pasado factura. Parte de esa agresividad hizo que sean ellos los que más sufrieron con la portabilidad numérica (la posibilidad de cambiarte de operador en un día), con una pérdida de 666 mil líneas entre julio del 2014 y diciembre del 2016, de acuerdo a Osiptel.    

COMPETENCIA CON CALIDAD
Para el 2017, con un Bitel (3 millones de líneas) y un Virgin (70 mil líneas) más fuertes y agresivos, la competencia puede ampliarse hacia la calidad del servicio, en términos de mejor señal y atención de posventa, entre otros, reflexiona Pedro Franco, profesor de la Universidad del Pacífico (UP).  

De hecho, al menos Claro, Entel y Movistar han confirmado para este informe inversiones por cerca de US$3.000 millones en infraestructura durante los próximos dos años para mejorar la calidad de sus conexiones, llegando incluso a ofrecer 4,5G. De esta forma se adecúan a la tendencia de sustituir la voz por los datos, hacia la que también apunta nuestro mercado. Largo camino queda por recorrer. 

DATOS

► Un 120% es la penetración de líneas móviles versus población en el Perú.
Sin embargo, aún será mayor, según Dennis Fernández, director de Estrategia y Regulación de Telefónica del Perú. “En Argentina o Chile es de 150%”, acota.

► Unos 5 mil millones de minutos por mes se hablan en nuestro país vía teléfonos.
La voz, así, todavía sigue siendo el más importante canal de comunicación. Por otro lado, el uso de Internet aún no supera el 50% de nuestra población.


Tags relacionados

Movistar

Telefonía móvil

Claro