Interrupciones desde Perú hasta Filipinas elevan cobre y níquel

El suministro de níquel y cobre es afectado por los conflictos en Perú, Chile y Filipinas, lo que ha elevado sus precios

Interrupciones desde Perú hasta Filipinas elevan cobre y níquel

El cobre sube debido a la huelga en la mina arequipeña Cerro Verde. (Foto de archivo El Comercio)

(Bloomberg). El níquel se recuperó de su mayor caída semanal desde 2011 después de que el presidente filipino, Rodrigo Duterte, amenazó con imponer una prohibición total a la minería, reduciendo los envíos de la mayor minera del mundo del metal utilizado en la fabricación de acero inoxidable.

 

Eso sucedió después de que datos mostraran que la producción de arrabio de níquel en China, el mayor consumidor del metal, se redujo a un mínimo de seis meses en medio de suministros de mineral ajustados.

En Chile, una huelga que detuvo operaciones en la gigantesca mina Escondida de BHP Billiton lleva 33 días después de que el sindicato rechazó durante el fin de semana la propuesta de la compañía para reanudar las negociaciones salariales. En Perú, el sindicato de la mina Cerro Verde, de Freeport-McMoRan Inc., se reúne con la gerencia cuando una huelga allí ingresa en su cuarto día.

Los precios de los metales han avanzado este año, extendiendo su mayor ganancia anual en siete años, a medida que la perspectiva de demanda mejora en medio de señales de una desaceleración del crecimiento de la oferta. El repunte de los precios llevó a los trabajadores a exigir su tajada de la creciente utilidad. En Filipinas, el presidente ha apoyado la decisión de la secretaria de Medio Ambiente, Gina Lopez, de suspender más de 20 minas.

"Podríamos ver algunos ajustes oportunistas de compra de fondos," escribió en un análisis Edward Meir, de INTL FCStone en Nueva York, refiriéndose al mercado de níquel. "El hecho de que sigamos viendo poca luz de las vitales huelgas chilenas (ahora aumentadas por la situación en Perú) debería mantener cierto interés de compra".

El níquel para entrega en tres meses en la Bolsa de Metales de Londres subió 2,8 por ciento para ubicarse en US$10.170 la tonelada, marcando el mayor repunte desde el 10 de febrero. Los precios se recuperaron después de caer casi 10 por ciento la semana pasada, su pérdida más profunda desde septiembre de 2011.

El cobre para entrega en tres meses subió 1,1 por ciento, a US$5.796 la tonelada, la mayor ganancia desde el 24 de febrero. La semana pasada, cuando los precios registraron su peor semana de este año, los inversionistas colocaron US$5,1 millones en el Fondo del Índice de Cobre de Estados Unidos, el mayor ingreso de dinero desde el inicio del fondo que cotiza en bolsa (ETF, por sus siglas en inglés) en 2011, según datos compilados por Bloomberg.


Tags relacionados

Cobre

Minería