21 de abril del 2014 18 °C

La economía de Japón se contrajo 0,9% en el 2011

La economía nipona fue golpeada por la apreciación del yen, los catástrofes naturales y el débil crecimiento global

La economía de Japón se contrajo 0,9% en el 2011

La economía de Japón se contrajo un 0,9% durante el 2011, año que estuvo marcado por las catástrofes naturales, la fortaleza del yen y un débil crecimiento mundial. Sin embargo, el Gobierno japonés espera revertir la situación este año.

Según datos oficiales, el PBI de la tercera potencia económica mundial se contrajo 2,3% en el último trimestre del año pasado, cifra superior a lo previsto por analistas (1,4%). Además, esta cifra supone un nuevo año de recesión para el archipiélago después de las caídas registradas en plena crisis financiera internacional en 2008 (-1%) y en 2009 (-5,5%).

CAUSAS DEL RETROCESO
La economía japonesa fue golpeada por el terremoto y el tsunami del 11 de marzo de 2011, que afectaron la producción industrial durante meses. La catástrofe dejó 19.000 muertos en la zona de Tohoku (noreste) y desencadenó un accidente nuclear en la central de Fukushima Daiichi.

También interrumpió las cadenas de abastecimiento de las industrias, afectando en particular la producción de automóviles y de material electrónico. La producción de los fabricantes de automóviles y de electrónicos cayó en picado en la primavera (boreal), precipitando a Japón en la recesión. Un programa voluntarista permitió volver a poner en marcha esos sectores estratégicos y retomar la senda del crecimiento durante el verano (boreal), pero otros factores frenaron el impulso.

Asimismo, las exportaciones, motor de la actividad industrial japonesa, disminuyeron debido sobre todo a las inundaciones en Tailandia, que desorganizaron la cadena productiva de las empresas que se abastecían de repuestos en ese país. Así, la facturación externa también sufrió el impacto de la crisis de la deuda en Europa y de la fortaleza del yen, considerado como un valor refugio en tiempos de incertidumbre.

MIRADA OPTIMISTA
Frente a la cifra de contracción, tanto el Gobierno nipón como el Banco Central de Japón estiman que la economía japonesa reanude su crecimiento moderado este año debido a los esfuerzos de reconstrucción post desastre y al crecimiento de economías emergentes.

Así, el Gobierno japonés prevé que el PBI debería repuntar un 2,2% durante el año presupuestario de abril de 2012 a marzo de 2013.