27 de agosto del 2014 17 °C

Foro Económico Mundial: "La economía podría enfrentar un colapso"

En la víspera del foro en Davos, el presidente del WEF, Klaus Schwab, exhortó a los líderes mundiales a enfocarse en el “realismo prudente”

Foro Económico Mundial: "La economía podría enfrentar un colapso"

El mundo no ha escapado todavía del riesgo de un colapso de la economía mundial a pesar de que se ha renovado un poco la confianza al comenzar 2013, opinó el fundador y presidente del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés), el economista alemán Klaus Schwab.

En la víspera del inicio de la reunión anual de élite en el poblado turístico de esquí de Davos , en los Alpes suizos, Schwab exhortó a líderes de empresas y gobiernos que asistirán a la cumbre enfocarse en el “realismo prudente” y recuperar la confianza de la gente para evitar otra gran crisis financiera.

“Los problemas y los riesgos no se han ido”, dijo en entrevista con AP. “La economía todavía podría enfrentar un colapso si se alinean constelaciones muy negativas”.

CRECIMIENTO SIN EMPLEO
Desde el inicio del 2013, los mercados se han recuperado con cifras superiores a los últimos años, a eurozona ya no parece estar en peligro de separarse, luego de que los bancos centrales del mundo inundaron en 2012 los sistemas financieros con más dinero.

Schwab dijo que el crecimiento económico se basa en el optimismo entre consumidores e inversionistas, y que por eso el desafío para los líderes es “dar a la gente la confianza otra vez para buscar con más optimismo en el futuro”.

Asimismo, dijo que un problema fundamental es que la recuperación económica más reciente es un “crecimiento sin empleo”, donde cualquier mejoría inicial en la economía aún no tiene efecto contra el alto desempleo que sufre la zona euro.

“Necesitamos nuevas formas de pensar. No es el empleo tradicional lo que resolverá el tema”, dijo. “Pienso que tenemos demasiados sociólogos o médicos y no suficientes ingenieros o científicos”.

Se espera que el foro de Davos de esta semana atraiga a más de 2.500 personas de la élite financiera y política mundial. Organizadores, periodistas y políticos comenzaron a llegar el lunes en automóviles y trenes mientras la nieve cubre la región.