Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Mundo

Merkel: Sanciones de EE.UU. contra Rusia afectan economía de Europa

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania fue más allá, y calificó a la propuesta de una violación del derecho internacional.

Angela Merkel

Angela Merkel, canciller de Alemania. (Foto: Reuters)

Angela Merkel, canciller de Alemania, considera una amenaza para la economía de Europa las decisiones del Congreso de EE.UU. (Foto: Reuters)

Angela Merkel, canciller de Alemania. (Foto: Reuters)

La canciller alemana Angela Merkel entró en una disputa transatlántica por la ampliación de las sanciones de Estados Unidos contra Rusia, criticándolas como una amenaza para los intereses económicos de Europa.

La canciller alemana Angela Merkel entró en una disputa transatlántica por la ampliación de las sanciones de Estados Unidos contra Rusia, criticándolas como una amenaza para los intereses económicos de Europa.

El portavoz de Merkel dijo el viernes que el canciller considera "un acto voluntario" un proyecto de ley aprobado por el Senado que apunta a empresas de energía que hacen negocios con Rusia. Esto podría incluir el gasoducto previsto de US$10.000 millones Nord Stream 2 entre Rusia y Alemania, que competiría en cierta medida con las exportaciones estadounidenses de gas natural licuado a Europa.

Aunque Merkel ha apoyado firmemente las sanciones económicas europeas contra Rusia por su invasión a Ucrania, la disputa sobre lo que se percibe como un despliegue de la influencia estadounidense en el suministro energético de Europa contribuye a las tensiones con el presidente Donald Trump sobre el clima, el comercio y la migración. Desde el punto de vista de Alemania, la frustración del Congreso con las investigaciones estadounidenses sobre la intromisión rusa en las elecciones presidenciales de 2016 ahora se está extendiendo hacia el ámbito comercial.

"Es extraño que en lo que respecta a la sanción de la conducta rusa -incluso en relación con las elecciones estadounidenses- que la economía europea deba ser blanco de las sanciones estadounidenses", dijo Seibert a los periodistas en Berlín. Eso no puede ser.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Alemania fue más allá, y calificó a la propuesta de una violación del derecho internacional.

El portavoz de Merkel dijo que está ampliamente de acuerdo con su ministro de Relaciones Exteriores, Sigmar Gabriel, y con su contraparte austríaco Christian Kern, quien dijo que la propuesta interfiere con el suministro de energía de Europa y trae una "calidad completamente nueva y muy negativa" a las relaciones Estados Unidos-Europa.

GAS RUSO

El acuerdo original de Nord Stream se forjó en 2005 entre el presidente ruso Vladimir Putin y el predecesor de Merkel Gerhard Schroeder, quien preside el consejo de administración de Nord Stream 2.

Rusia suministra cerca de 40 por ciento del gas natural de Alemania y el enlace de 1.220 kilómetros (758 millas), que rodea a Ucrania, duplicaría la capacidad de una ruta existente a la mayor economía de Europa.

El paquete aprobado por el Senado de Estados Unidos esta semana busca reducir la flexibilidad de Trump para levantar las sanciones contra Rusia y reacciona a las acusaciones de ciber-intromisión en las elecciones estadounidenses. Incluye un texto sobre las sanciones contra las empresas europeas que participen en oleoductos de exportación rusos.

El proyecto de ley, que podría ser revisado en la Cámara de Representantes, daría al presidente el derecho de imponer sanciones a las empresas que invierten o venden bienes o servicios a oleoductos rusos de exportación por US$5 millones o más al año.

Mientras codifica y amplía las sanciones ya existentes contra Rusia, afirma que el gobierno de Estados Unidos "debe priorizar la exportación de recursos energéticos de Estados Unidos para crear empleos en Estados Unidos, ayudar a los aliados y socios de Estados Unidos y fortalecer la política exterior de Estados Unidos".

Una enmienda en el proyecto de ley del Senado dice que Estados Unidos continúa oponiéndose a Nord Stream 2, que tiene "impactos perjudiciales" en la seguridad energética de Europa y perjudica a Ucrania. Políticos de Polonia, Ucrania, Eslovaquia y los Estados bálticos también se oponen al proyecto.

Fuente: Bloomberg.

Lea más noticias de Economía en:

Tags Relacionados:

EE.UU.

Rusia

Economía global

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías