Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Negocios

"Conectar los puntos y comunicar", por Bárbara Bruce

El desarrollo de todo proyecto debe contar con una visión de comunicación y compromiso

Comunicación

"En tiempos donde el reacomodo económico mundial impacta a todos, la solidez de los proyectos no es posible sin redes que conecten lo público y privado". (Ilustración: Raúl Rodríguez)

"En tiempos donde el reacomodo económico mundial impacta a todos, la solidez de los proyectos no es posible sin redes que conecten lo público y privado". (Ilustración: Raúl Rodríguez)

El liderazgo se reconoce cuando hay una parte que escucha y define, y el mensaje se multiplica cuando se conectan los puntos hacia el exterior. Esa energía, el conectar los puntos o mejor dicho las vías de comunicación –sea lateral o verticalmente–, es un motor y una necesidad mundial para toda actividad y en todo ambiente, para la inversión pública y privada, para la inclusión y para el entendimiento de ideologías. Tener puntos sin conectar es como tener meteoritos que viajan por el espacio sin rumbo.

Conectar puntos es un principio que se aplica en toda actividad. Por ejemplo, en julio de 1924, 35 amigos de las ciencias de la Tierra se juntaron en Lima y fundaron la Sociedad Geológica del Perú. Así, desde hace 93 años vienen conectándose y comunicándose los distintos profesionales y amigos de dicha ciencia, dando a conocer los avances científicos en minería e hidrocarburos. Las vías de conexión son fuertes y traspasan fronteras, y se han convertido en una base sólida de conocimientos y aportes.

Como ese ejemplo hay muchos, y el Perú, país con un potencial enorme para desarrollo de proyectos pero con una historia no muy feliz en su aplicación, requiere conectar los puntos y tener una comunicación a prueba de rayos y golpes.

El desarrollo de todo proyecto debe contar con una visión de compromiso y liderazgo, tarea que no es fácil. Cuando escucho hablar de los ‘millennials’ y su poco compromiso con el largo plazo, me resulta, en parte, comprensible, ya que la demora que generan la burocracia y la tramitología produce desaliento y desincentivo en las personas ante el incumplimiento de plazos y la poca apertura al cambio. Tenemos en frente a una generación para la que no existen barreras de comunicación ni límites en la creación e innovación. Así, la frustración que esta situación genera en ellos es inmediata. Los puntos a conectar desaparecen y la vía al rechazo del establishment es un paso que los acerca más hacia la informalidad.

Sin el balance de la experiencia y la historia combinada con la energía propia de la juventud, que hoy va mucho más rápido que los libros de escuela, es difícil que una organización sea exitosa. Cambiar implica romper esquemas de antaño, pero también exige reforzar más aún los valores de una sociedad justa, moderna, equitativa y, por sobre todo, con voluntad de aportar. Hay también que hurgar en la historia para encontrar los factores que definieron el resultado obtenido y aprender de lo sucedido.

Los proyectos extractivos de recursos naturales siempre se han distinguido por desarrollarse en áreas y regiones remotas. Muchas veces el desarrollo de los proyectos extractivos era el primer punto de conexión entre comunidades lejanas y el mundo moderno. Una estrategia de uso racional de los recursos naturales pasa por conectar los puntos y crear esas vías de comunicación. En tiempos donde el reacomodo económico mundial impacta a todos, la importancia de la solidez de los proyectos, su economía, impacto en su entorno y trascendencia al futuro no es posible sin bases o redes que conecten los puntos públicos y privados.

Conectar los puntos y trabajar en realizar y viabilizar proyectos es tener confianza en el futuro. Es decir, teniendo a nuestros pueblos conectados con un Estado comprometido y sintiéndose ellos sujetos y parte del mismo, tendremos la fuerza para todos juntos ir por un futuro mejor.

Lea más noticias de Economía en...

Tags Relacionados:

Liderazgo

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías