Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Negocios

Forestal: Un motor que tarda en encenderse

Los alcances de los decretos legislativos para el sector forestal han dejado insatisfechos a los empresarios del rubro

Forestal: Un motor que tarda en encenderse

Forestal: Un motor que tarda en encenderse

¿Se podrá reactivar el sector forestal este año? Pese a las intenciones del Gobierno en fortalecer sus raíces con la publicación de dos decretos legislativos, el empresariado aún es escéptico de que ello ocurra por la poca profundidad que atribuyen a las nuevas normas.


Las autoridades forestales han prendido velas a la puesta en marcha del Sistema Nacional de Información Forestal y de Fauna Silvestre (SNIFFS). Esta herramienta es una plataforma electrónica desde la que se podrá seguir la trazabilidad de la madera y cuya implementación se aceleró con el Decreto Legislativo 1319. “Marcará un hito dentro del sector forestal”, confió Máximo Salazar, presidente ejecutivo del Organismo de Supervisión de los Recursos Forestales (Osinfor). 

Ya el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) anunció que su operatividad se iniciará en el primer trimestre del año en el corredor que conecta Loreto, Ucayali, Huánuco y Lima, el de mayor tránsito de recurso forestal del país. “Y luego se irá incorporando a otras regiones. También las guías de transporte tendrán cambios, ya que incorporarán un código QR para su fiscalización”, aseguró Juan Carlos Guzmán, director general de política y competitividad de este organismo.

Aunque no duda de las ventajas que traerá contar con estos instrumentos, Drago Bozovich, CEO de Maderera Bozovich, alerta que desde hace más de un año que se emplean guías de transporte autoemitidas, que dejan en el aire la certificación por la autoridad competente. “El SNIFFS, por el que se espera desde hace años, es una buena iniciativa, pero mientras se integra, debería continuar la guía manual, sellada y refrendada”, exhortó.

Punto aparte será la integración en los puestos de control. “Nos genera incertidumbre si esta plataforma no probada tendrá problemas técnicos por conectividad o por la falta de energía que existe en esta zona”, recordó Vittorio de Dea, gerente general de Forestal Otorongo. 

Por ello, el Serfor fue enfático al precisar que durante su despliegue se afinarán los errores que se encuentren en el camino para luego extender el sistema a más zonas del país de la mano con mejores puestos de control. “Se recogerán los comentarios de los gremios para asegurar que estén operativos las 24 horas del día. Esto lo definirá un decreto supremo”, precisó Guzmán. “La idea es que otras entidades como Sunat también participen en los puestos”, agregó Salazar.

Más inversiones 
El fomento de las inversiones en el sector es otra de las cartas que juega el Estado con los concursos abreviados, que permitirán acceder a concesiones revertidas al Estado.
Para el empresariado surge la duda sobre la situación de estas áreas, pues podrían estar invadidas, quemadas o tener un difícil acceso. “No atraen terrenos atomizados, pues no permiten escala. Deberían ofrecerse más subastas para concedente serios y con capacidad de invertir”, opinó Bozovich. 

Más recurso legal
La apuesta por las otras medidas de prevención en la extracción forestal ilegal tampoco termina de convencer a los productores. Si bien se exhorta a las autoridades a compartir los títulos habilitantes y planes de manejo anuales a Osinfor y Serfor en un plazo máximo de hasta 15 días, los empresarios consideran que no es suficiente.
“Hubiese sido más efectivo que se hagan inspecciones previas por parte de la autoridad”, apuntó Bozovich.

En ese sentido, el presidente ejecutivo de Osinfor precisó que hay un tema de ordenamiento legal por atender. No obstante, ante la presión de los productores y empresarios, ya conversan con Serfor para intervenir. 

“Pero en paralelo, Osinfor lanzará una estrategia de supervisión de aprovechamiento forestal para vigilar antes, durante y después el proceso de corte del recurso entregado en concesión”, agregó.  

En el tintero
Más allá de los decretos y sus novedades, los agentes consideran que hay temas de ordenamiento normativo aún pendientes para el ansiado despegue forestal. “El reglamento de la nueva Ley Forestal tardó cuatro años en salir y aún no se tienen todos sus lineamientos”, consideró De Dea.  

Por un lado, apuntó, falta explicitar los cambios que traerá el código único nacional asignado a los árboles, así como el libro de operación de la concesión forestal. Por otro, añadió Bozovich, falta ofrecer mayor formalidad a productores, así como el desarrollo de infraestructura para equilibrar los costos logísticos. “El flete del tráiler que viaja de Puerto Maldonado a Lima cuesta US$2.500, mientras que un contenedor del Callao a Shanghái vale menos de US$200”, anota. 

Tags Relacionados:

forestal

madera

Osinfor

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías