Industria invierte US$100 millones para impulsar el consumo de pescado

Pese a la desaceleración económica, pesqueras buscan diversificar negocios. Ahora los desembolsos se orientarán a las conservas y congelados

*Por Azucena León* Ni la desaceleración de la economía peruana, ni la próxima implementación del sistema de cuotas individuales de pesca detendrán los planes de los grandes grupos pesqueros de diversificar el negocio de consumo humano directo (CHD). ¿La razón? La industria está decidida a buscar alternativas que vayan más allá de la harina de pescado y a dar mayor valor agregado a las diferentes especies que existen en el mar peruano. Según el viceministro de Pesquería, Alfonso Miranda, las inversiones en CHD estarían este año entre US$80 millones y US$100 millones para conservería y congelado. Sin embargo, a diferencia de los dos últimos años, en los que el foco estuvo sobre el jurel y la caballa, todo indica que esta vez la apuesta sería por la anchoveta. Sucede que la ausencia de estas especies en las costas peruanas está llevando a que cada vez más empresas se interesen por explorar nuevas formas de trabajar con uno de nuestros recursos más abundantes: la anchoveta. De hecho, Miguel Gallo, presidente del Instituto Tecnológico Pesquero (ITP), informó que en los últimos meses se han acercado hasta sus instalaciones empresas como Alimentos Exóticos, Hayduk, Tecnológica de Alimentos (grupo Brescia), Pesquera Norici, Andesa, Ganaseis, Paracas, Gloria y muchas otras buscando hacer pruebas con conservas, salchichas, bocaditos (snacks) y congelados, que tendrán por base a la anchoveta. *NUEVA APUESTA: CONGELADO* Aunque es cierto que el negocio de conservas es uno de los más desarrollados, sobre todo por Austral y Hayduk, parece que el rubro de congelados sería uno de los próximos en cobrar mayor fuerza, gracias al impulso que le daría un competidor grande en el sector: el grupo Brescia, que ha creado la “anchovetasa”. Luego de probar varias alternativas, los Brescia desarrollaron la anchovetasa, que desde hace pocos meses ha sido introducida en un supermercado de la capital y en algunas provincias, principalmente de la sierra, con muy buenos resultados. “Decidimos apostar por un recurso abundante en nuestro mar y por una modalidad distinta que tenga una mayor duración y que se pueda distribuir en otras ciudades de la sierra, donde poseemos algunos puntos de frío”, explicó Humberto Speziani Cuevas, asesor de alta dirección de Tecnológica de Alimentos S.A. (TASA). Pero este no sería el único grupo que apostaría por la anchoveta. Las empresas System Marine y Diamante también aspirarían a desarrollar sus propias marcas de conservas. Ricardo Bernales, director de la empresa Diamante, dijo que el próximo mes estarán introduciendo su marca de conservas de pescado: Frescomar. “Es cierto que el 2009 será un año un tanto complicado por la crisis, pero estamos seguros de que no se contraerá la demanda de alimentos”, afirmó. No obstante, existe un tema que reconocen tanto Speziani como Bernales, y que todavía es necesario trabajar: la promoción, pues a pesar de que la anchoveta es un producto de alto valor nutritivo y buen sabor, no es del todo bien visto por los consumidores peruanos. “Si algo hemos comprobado es que, si nuestro producto va junto con una agresiva campaña de promoción y degustación, este tendrá buenos resultados”, afirma Speziani. Consciente de esta situación, Miguel Gallo, presidente del Instituto Tecnológico Pesquero, informó que el Gobierno tiene previsto dar mayor fuerza a la semana de la anchoveta (que promueve en noviembre), y realizar con mayor dinamismo más campañas de degustación de este producto entre la población. A diferencia de otros años, parece que la industria pesquera empieza a dar pasos más sólidos en su intención de diversificar el negocio. El aumento del desembarque de 85.000 a 100.000 toneladas métricas de anchoveta para consumo humano directo lo confirman. Esperamos que ello solo sea el comienzo. *EL CONSUMO CRECE EN LAS REGIONES* El trabajo conjunto del Gobierno y de los grupos pesqueros que forman parte de la Sociedad Nacional de Pesquería, para instalar puntos de frío, ha contribuido a elevar de 18 a 22 kilos el consumo per cápita de pescado en menos de cuatro años”, reveló el viceministro Alfonso Miranda. La apertura de puntos de frío en Puno, Abancay, Ayacucho, de la mano del grupo Brescia, ha permitido que el precio del pescado pase de S/.5 a S/.3 el kilo en localidades de la sierra sur, donde el consumo era prácticamente nulo, pese a ser una alternativa más barata respecto a otros productos. Ahora, en la medida en que cuentan con un stock de 15.000 toneladas métricas de pescado para vender, Brescia planea ampliar sus puntos de distribución en el país y alista un próximo ingreso a la ciudad de Tarapoto. *CLAVES* 1. La apuesta para aumentar el consumo per cápita de pescado también vendría por la acuicultura, negocio en el que se habría invertido US$100 millones en el último año 2. En lo que va del año Produce ha autorizado construir cerca de 80 plantas de conserva. 3. En el 2008 el uso de anchoveta para consumo humano directo subió 17% respecto al 2007. 4. Solo en el 2007 el consumo de pescado en la sierra aumentó 10%.