18 de abril del 2014 19 °C

Cadenas hoteleras ratifican inversión por US$ 100 mlls.

Hoteles Hyatt, Intercontinental y Wyndham invertirán en Lima, Trujillo y Arequipa, donde se desarrollarán los proyectos

Cadenas hoteleras ratifican inversión por US$ 100 mlls.

CARLOS HURTADO DE MENDOZA

Tras evaluar el mercado luego de las elecciones presidenciales, tres cadenas norteamericanas que estudiaban el sector hotelero en nuestro país confirmaron el desarrollo de sus proyectos de lujo, dirigidos al segmento corporativo.

Se trata de Hyatt, Intercontinental y Wyndham, grupos que trabajan proyectos de US$50 millones en el primer caso, y de US$30 millones en los dos últimos, informó a El Comercio el presidente de la Cámara Nacional de Turismo (Canatur), Carlos Canales. “Estos deberían concretarse el próximo año”, detalla el ejecutivo.

Lima, en primera instancia, y luego Trujillo y Arequipa serían los destinos elegidos para implementar la nueva oferta. Solo en el caso del Hyatt –que ya tiene un terreno comprado en San Isidro– la inversión correspondería íntegramente a la cadena hotelera. Tanto Intercontinental como Wyndham buscarían socios locales que se hagan cargo de la edificación de sus plazas. La especialidad de estas compañías es la operación de hoteles, un modelo que ha permitido el ingreso de cadenas como Starwood (con el Westin Hotel & Convention Center) o Hilton (con sus establecimientos en Paracas y Miraflores).

EXPERIENCIA
Felipe del Campo, director gerente de Hotel Consulting, recuerda que Hyatt ya estuvo en el Perú hace tres décadas, cuando gerenció El Pueblo Hyatt Hotel de Santa Clara. Algo similar ocurre con Wyndham, cuya marca Ramada es parte del hotel Costa del Sol del aeropuerto internacional Jorge Chávez. ¿Es importante esta experiencia previa? Sí, a juicio de Alejandro Páez, experto en márketing hotelero de la Universidad ESÁN. Páez destaca que lo que pueden ofrecer Intercontinental y Wyndham a sus futuros socios es “una gigantesca plataforma mundial de reservas con la que garantizan el acceso a su establecimiento de los turistas norteamericanos y de larga distancia [europeos, por ejemplo], que toman muy en cuenta la seguridad de una marca reconocida globalmente”.

Al menos en el caso del Wyndham, precisa el académico, “no requieren contratos de sociedad de más de tres años, algo muy interesante para los inversionistas locales que desean aprender del negocio y luego independizarse”.

Un aspecto, sin embargo, preocupa a Magín Pérez, especialista en gestión de hoteles de la Universidad de San Martín de Porres: ¿Dónde van a entrar tantos hoteles? “Si la demanda no crece al ritmo de la inversión, en el 2014 tendremos una crisis”, finaliza Pérez.