Centrum: Ninguna región del país tiene una competitividad alta

Centrum Católica presentó el Índice de Competitividad Regional (ICRP) 2016 y señaló que ninguna región del país tiene una puntuación alta o muy alta. Por ejemplo, Lima, que ocupa el primer lugar, solo tiene una competitividad "medio alto".

 

Asimismo, El Callao, que se encuentra en la segunda posición, tiene una puntuación baja. Moquegua, Tacna, Ica, Arequipa, La Libertad, Lima Provincias, Lambayeque, Piura, Cusco y Piura tienen una puntuación de "muy bajo" y el resto de provincias tienen una calificación de "extremo bajo".

La región que cierra el ranking con el menor puntaje es la de Huancavelica, que pesar de haber mejorado considerablemente sus indicadores sociales como pobreza extrema o analfabetismo se ha mantenido al final del ranking en todas las ediciones.

"El crecimiento económico de varios lustros no se ha transformado en mejoras de competitividad que permitan incrementar la productividad y la calidad de vida de las personas dentro de cada región", dijo Centrum Católica a raiz de los resultados expuestos.

Asimismo, señaló que al enfocar el análisis en el proceso de descentralización se puede concluir que ha sido un fracaso, debido a que aún permanecen las deficiencias a nivel de capacidades, autonomía y toma de decisiones de los gobiernos regionales.

El ICRP está conformado por cinco pilares los cuales de manera agregada miden la capacidad que tiene una región para administrar sus recursos y capacidades en bienestar en su población. Cada pilar analiza la competitividad de las 26 regiones del país en: economía, empresa, gobierno, infraestructura y personas.

POR PILARES

El pilar economía mide el tamaño de la economía regional, su capacidad de lograr un crecimiento sostenido, su nivel de integración con el mundo a través de las exportaciones y la diversificación de su fiesta así como su capacidad de generar empleo.

Con un notable desempeño, Lima lidera gracias al crecimiento del PBI y aumento del empleo. El último lugar lo tiene Pasco con una actividad económica que se rige mayoritariamente por la minería y en un ambiente de incertidumbre ante los conflictos por la expansión de proyectos mineros importantes. En este pilar las principales variaciones han sido a la baja, siendo las que más han caído son Arequipa y Tacna.

En el pilar empresa se miden factores como productividad, el ambiente de los negocios dentro de las regiones, habilidad gerencial, la innovación y generación de empleo. Lima es líder, le siguen la Libertad, Tacna, Callao y Lima provincias. El último puesto lo tiene Amazonas, esto se explica por la alta informalidad que presenta, los conflictos y desacuerdos entre la población y autoridad del estado, contaminación y depredación del ecosistema (por ejemplo, paulatino derrame de petróleo) y la situación geográfica que hace complicada la logística de una empresa.

El pilar Gobierno presenta cinco factores que se encargan de evaluar los recursos con los que cuentan los gobiernos regionales: la autonomía, el nivel de gasto del mismo, así como la seguridad que se le brinda la población y la justicia que se imparte
Lima lidera y Madre de Dios es la que más posiciones cae. Huancavelica es la que mejora más y sube 14 posiciones.

En el pilar personas, a través de quince variables, mide la competitividad en educación escolar y superior, los logros educativos, además de la formación laboral y acceso a servicios de salud en cada región, Lima lidera, siendo el pilar con mayor puntaje de los cinco analizados. Le sigue Moquegua, Arequipa, Tacna e Ica. Centrum concluye que los mejores resultados se obtienen en la costa del país y los peores en la selva.

 


Tags relacionados

Competitividad

Centrum Católica