17 de septiembre del 2014 19 °C

La Conasev se moderniza y cambia de nombre

Ahora será la Superintendencia del Mercado de Valores y queda autorizada para imponer sanciones automáticas

La Conasev se moderniza y cambia de nombre

LUIS DAVELOUIS LENGUA

Una discusión que ya tenía más de un año terminó ayer por la noche. La Comisión Permanente del Congreso aprobó la disposición que convierte a la Comisión Nacional Supervisora de Empresas y Valores (Conasev) en la Superintendencia del Mercado de Valores (SMV), un objetivo perseguido por el todavía jefe de esa institución, Michel Canta, y que era esperado y reclamado por varios especialistas, como el jefe de país de Morgan Stanley, Mirko Stiglich, o el gerente general de GPI Valores, Luis Felipe Arizmendi.

¿Es positivo? “El que la Conasev hubiera sido absorbida por la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) no era una opción saludable para el desarrollo del mercado de capitales –sostuvo en una oportunidad Stiglich– porque se hubieran debilitado sus funciones, toda vez que el mencionado mercado compite con la banca”.

En efecto, el que la Conasev enfrentaba serias limitaciones orgánicas para realizar cabalmente las funciones para las que fue creada no era un secreto y por eso la discusión ya tenía bastante tiempo y se ensayaron varias fórmulas. Aparentemente, se escogió la mejor.

“Efectivamente, es algo muy bueno. No va a ser una superintendencia al estilo de la SBS, pero quizá sí al estilo Sunat, que ya es bastante”, afirmó Arizmendi, quien también fue superintendente de banca de la SBS.

¿QUÉ SIGNIFICA?
El nuevo nombre le da mayor autonomía, lo que pasa también por tener más presupuesto para retener a sus funcionarios y contratar personal con más experiencia y conocimiento del mercado.

“Llegan muy jóvenes, aprenden y luego, cuando ya son expertos, se los llevan los estudios de abogados y no podemos retenerlos”, nos confesó una vez un funcionario de Conasev en una conversación privada. Al Indecopi le pasa exactamente igual. Todavía.

Eso sí, para empezar, deberá crear las instancias especializadas que le permitan realizar sus funciones y ejercer sus nuevas facultades de manera adecuada.

“Hay que reestructurarse, crear áreas de ‘reinforcement’ (imposición de las reglas), áreas de manejo de riesgo y a la cabeza un área de supervisión consolidada de riesgo y redistribuir las funciones, implementar sistemas para que la transformación sea lo más rápida y eficiente que se pueda”, nos comentó un funcionario que prefirió mantener su nombre en reserva.

Desde que se publique la ley, Conasev podrá cerrar negocios informales, pedir a las empresas que supervisa capital o garantías adicionales en función del riesgo que estas estén tomando, podrá intercambiar secreto bancario con la SBS y podrá imponer sanciones automáticas en caso de incumplimiento flagrante de las normas o las regulaciones.

También cambiará la forma de elegir al directorio: el Ejecutivo nombrará a tres de cinco directores incluido el presidente y solo dos del sector privado, pero con tantas restricciones para evitar el conflicto de intereses (una de las mayores críticas que le han hecho) que un ex director exclamó: “Nadie va a poder ser director”.

Tags relacionados

Conasev