Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Perú

La dinámica del dólar, por Diego Marrero [OPINIÓN]

Uno de los principales efectos que traería un ciclo alcista de la tasa de interés de la FED es una apreciación del dólar

Dolarización del crédito bajó a 30% en agosto - 1

Dolarización del crédito bajó a 30% en agosto - 1

Como consecuencia del colapso del mercado inmobiliario en EE.UU. y de la crisis económica del 2008, la FED puso en marcha un agresivo programa de estímulo monetario, que consistía en llevar las tasas de interés a niveles cercanos al 0% e inyectar un monto gigantesco de masa monetaria al sistema financiero, cerca de US$4,5 trillones, a través de la compra de bonos del Tesoro. Ello trajo como consecuencia una fuerte depreciación del dólar casi contra todas las monedas del mundo. 

Las principales consecuencias de un dólar más barato fueron un costo financiero más bajo, una subida en el precio de los commodities mineros y una entrada masiva de fondos a los mercados emergentes, cuyas monedas se vieron fortalecidas. Finalmente esta depreciación del dólar tuvo un punto de inflexión en junio del 2013, cuando la FED anunció el retiro de los estímulos, con el objetivo de normalizar su política monetaria: primero reduciendo el monto mensual de inyección de dinero, efecto denominado ‘tappering’, y luego iniciando el programa de subida de las tasas de interés, que se materializó a partir de diciembre del 2015.

Durante el período de tasas bajas, muchos fondos institucionales, principalmente los fondos de pensiones de los países desarrollados, salieron a buscar retornos más altos fuera de EE.UU., principalmente en bonos de países emergentes, en donde asumiendo algo de riesgo crediticio, obtenían retornos más atractivos que los que ofrecían los instrumentos de renta fija en EE.UU.

La demanda por estas inversiones en mercados emergentes presionó los retornos generando una reducción de los rendimientos en estos países también, lo cual representó una doble oportunidad para los emisores en estos países: por un lado, una menor tasa de financiamiento producto de la caída en las tasas de interés en dólares y, por otro lado, una depreciación del dólar, lo cual hacía más atractivo emitir deuda en dicha moneda. Ello generó una emisión masiva de deuda en dólares en países emergentes, tanto a nivel de gobierno, como a nivel corporativo. 

En esta dinámica, el Perú no fue la excepción. Durante este período, las empresas emitieron cerca de US$15 mil millones a un plazo promedio de 10 años. Esto como era de esperar, generó un peligroso descalce cambiario, que beneficiaba enormemente a los emisores si la situación continuaba, pero asumiendo un gran riesgo en caso las condiciones cambien; es decir, que el dólar se aprecie.

Uno de los principales efectos que traería consigo un ciclo alcista de la tasa de interés de la FED es una apreciación del dólar. Desde el comienzo del ‘tappering’, el dólar se ha apreciado casi 30%. Más aun, si consideramos los efectos de la política económica de Trump, se podría esperar que este ciclo alcista de tasas sea un poco más pronunciado y con ello podríamos ver un dólar más fuerte. El canal de transmisión es simple, una tasa de interés en dólares más alta genera una mayor demanda por dólares y, por lo tanto, una apreciación relativa de esta moneda. En este nuevo contexto, muchos países emergentes tendrían algunas dificultades al asumir un incremento sustancial en su nivel de endeudamiento y en su costo financiero.

Tags Relacionados:

Tipo de cambio

Dólar

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías