Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Perú

Gasoducto Sur Peruano: ¿Qué puede pasar con el proyecto?

Varios escenarios se abren tras el casi inminente término del contrato entre el consorcio del Gasoducto y el Estado

Los cinco temas más importantes de la agenda económica de hoy

Los cinco temas más importantes de la agenda económica de hoy

Este lunes vence el plazo para que el consorcio Gasoducto Sur Peruano presente el cierre financiero del megaproyecto al Estado. Según el contrato, firmado el 23 de julio del 2014, el consorcio tenía 30 meses para atraer a bancos que apalancaran los US$4.125 millones que vale la obra.

Pero no lo logró, en gran medida, como consecuencia de la escasa ‘bancabilidad’ del accionista mayoritario, Odebrecht (con 55% de participación), involucrado en una investigación judicial por pago de coimas a funcionarios públicos latinoamericanos. 

Al no cumplirse el hito de cierre financiero, el Estado tiene la facultad de dar el contrato por terminado y convocar una nueva licitación del proyecto. En esta circunstancia, el Estado debe notificar al concesionario sobre la resolución del contrato.

El consorcio se adelantó a lo inminente y manifestó 72 horas antes que espera una comunicación oficial para iniciar el proceso de devolución de la concesión de la “mejor manera posible”.

—Una nueva licitación—
Una nueva licitación del gasoducto podría demorar entre 12 y 15 meses si el Estado destina un equipo competitivo y presupuesto suficiente, opinó un analista del sector. 
A juicio de Carlos del Solar, ex presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, la licitación debería ir acompañada por un estudio de mercado del gas del sur en el país. “Es más importante hacer esto y después licitar”, sostuvo.

Juan Mendoza, director de la maestría en Economía en la Universidad del Pacífico, insta al Estado a rediseñar el proyecto. “Los ingresos garantizados deben eliminarse, porque distorsionan innecesariamente el mercado de energía”, dice y apunta que esto impide desarrollar el potencial hidroenergético del país.

El analista llamó a un rediseño completo del proyecto, teniendo en cuenta la propuesta original de la empresa Suez Energy, que pasaba por la costa.

—Los postores—
En lo que se refiere a Enagás y Graña y Montero, socias minoritarias del consorcio GSP con 35% y 20% de la participación cada una, respectivamente, ninguna de las compañías podría postular a una nueva licitación mientras no concluyan las investigaciones posteriores a la terminación del contrato actual, sostuvo el analista del sector antes mencionado. 

Según Beatriz de la Vega, especialista en hidrocarburos de EY Perú, los nuevos postores deberían demostrar capacidad técnica y financiera, además de trayectoria de prestigio. 

Luis Fernández, socio director de Gas Energy Latin America, descarta que los ganadores sean peruanos al cien por cien, ya que ninguna empresa local cuenta con la experiencia para manejar sola la obra.  

De momento, han mostrado interés en el gasoducto el fondo de inversiones Brookfield y la Corporación Nacional de Petróleo de China. El grupo Sempra fue uno de los favoritos para la compra de la participación de Odebrecht en el gasoducto, pero desistió, limitado por las restricciones que impone en EE.UU. la ley anticorrupción en prácticas extranjeras a empresas y fondos, explicó el analista.

“Hay empresas americanas y europeas que sí participarían en un proceso competitivo y bien diseñado”, confió. 

Tags Relacionados:

Gasoducto Sur Peruano

Leer comentarios ()

Hoy en portada

Subir
Fotogalerías