Minem: “Decían que no había reservas de gas. Bueno, aquí hay”

La petrolera china CNPC confirmó reservas probadas de gas en el lote 58. El ministro Tamayo confía en que gas llegará al sur

Minem: “Decían que no había reservas de gas. Bueno, aquí hay”

Tamayo, titular del Minem, cerró con esta entrevista una semana intensa: estuvo en Espinar y sustentó el presupuesto del Minem ante el pleno. (Foto: Rolly Reyna/El Comercio)

Gonzalo Carranza

Se viven días movidos en el Ministerio de Energía y Minas: buenas noticias sobre las reservas de gas, complicaciones en la negociación del gasoducto, más ataques al Oleoducto Norperuano y anuncios de cambios normativos. Pero el ministro de esta cartera, Gonzalo Tamayo, tiene un mensaje claro (y político) para transmitir: “Queremos romper la incertidumbre sobre si el gas llegará al sur. Estamos evaluando todas las opciones”. 

 

—Esta semana, CNPC confirmó que el lote 58 tiene 3,9 TCF de reservas probadas de gas, alrededor de 40% de lo que tenía el lote 88 de Camisea. ¿Cómo se va a desarrollar?
Se debe sustentar un plan de desarrollo de infraestructura para separar el gas natural de los líquidos y para la comercialización. En cuanto a lo primero, uno puede pensar –y creo que sería la opción más deseable desde el gobierno– que haya un uso conjunto de la planta Malvinas. Como los yacimientos son cercanos, el gobierno vería que en cuestiones de tiempo, costos e impactos ambientales puede ser conveniente. Para la comercialización, hoy tenemos el gasoducto surperuano, que es un contrato vigente. 

—¿Cuándo podría estar llegando el gas de este lote al sur?
Tomará lo que demora una inversión de la naturaleza descrita. En el caso de Camisea, desde que se adjudicó hasta la operación comercial, fue un período de cuatro años. Lo más importante es que confirma el potencial de hidrocarburos en la zona. Hay gente que decía que no había reservas. Bueno, aquí hay 4 TCF, no es poco. Esto extiende el horizonte de la economía del gas en el Perú.

—¿Qué perspectiva tiene este lote si el gasoducto se complica?
Yo creo que los tiempos dan para explorar todas las opciones que existen. 

—Hasta hace unas semanas, el gobierno estaba optimista con la negociación para que Sempra-Techint reemplace a Odebrecht en el consorcio Gasoducto Sur Peruano (GSP). El ministro Thorne incluso anunció una fecha de firma de la venta. Sin embargo, Sempra se retiró porque el Ejecutivo no accedió a modificar la cláusula anticorrupción como esta empresa pedía.
Si rastreas algunas de las entrevistas que ha dado el ministro Thorne, en ellas dijo que había un tema difícil. El proceso de negociación de una adenda no es corto y ese tema ha sido discutido porque la adenda lo incluía, pero consideramos conveniente indicarles a las empresas que el Ejecutivo no accedería al pedido de modificación. Se les avisó. No ha habido ningún cambio de opinión del Ejecutivo.

—¿Y de parte de la empresa?
Por la complejidad que requiere este punto, fue discutido varias veces, sobre todo en fechas más cercanas a cuando dimos el anuncio. Evaluamos varias opciones.

—¿Qué alternativas?
No quiero entrar en detalles. Ellos planteaban algunas posibilidades de subsanación, pero la posición del Ejecutivo fue que, como lo puso acertadamente el editorial de El Comercio, era un elemento no negociable.

—¿Qué salidas habría hasta enero, cuando se vence el plazo para el cierre financiero?
El contrato está vigente. Estamos pendientes de la información que nos sea remitida por las empresas, en el sentido de que están en condiciones de llegar al cierre financiero. Ese evento tiene que ser comunicado formalmente al Estado, el contrato establece unas determinadas fechas durante la segunda quincena de enero.

—Ayer en el diario “Gestión”, el primer ministro Fernando Zavala dijo que se estaba preparando una nueva ley de minería e hidrocarburos.
En hidrocarburos, la forma como hemos aplicado la legislación se ha quedado en un contexto de precios internacionales del petróleo altos. Tenemos lotes que están pagando altas regalías y situaciones en las cuales hay dificultad de canalizar nuevas inversiones, cuando ya queda pocos años para la fecha de finalización de las concesiones petroleras. Existe la necesidad de comunicar al mercado de mejor manera el potencial geológico en distintas zonas. Hacia febrero daríamos algunas modificaciones. 

—¿Y en minería?
Haremos cambios importantes en los reglamentos de exploración, porque tenemos que construir el escenario a partir del cual aquellas operaciones que hoy existen podrán ser ampliadas o reemplazadas. Hay algunas barreras administrativas excesivas, para actividades de exploración se exigen requisitos muy similares a los de una operación. Además, hay asimetría en el tratamiento de lo que puede ser la inversión de hidrocarburos y la de minería; por ejemplo, en qué momento se hace la consulta previa. En minería se puede tener que hacer hasta tres veces; en hidrocarburos, solo una. 

—¿Cómo va el trabajo político para esta nueva ley?
Estamos concentrados en las facultades delegadas. Es una aspiración para trabajar el próximo año.

—¿Qué se está preparando en relación a Petro-Perú, que está incluido en las facultades?
Herramientas que permitan que la nueva administración sea mucho más ejecutiva y ágil para repotenciar Petro-Perú; continuar con el proceso de modernización de la refinería de Talara, pues hemos evaluado que detener el proceso sería más costoso que llevarlo adelante; y rehabilitar el Oleoducto Norperuano. 

—Lo que ya se ha gastado en la refinería es un costo hundido.
Pero hay contratos... 

—Cuando dice que sería más costoso parar la modernización de la refinería que continuarla, ¿se refiere a las penalidades de esos contratos?
Sí.

—Petro-Perú podría volver a Fonafe.
Eso lo indicó el Ministerio de Economía y Finanzas.

—El Oleoducto Norperuano acaba de sufrir un décimo ataque. ¿Ya se frenó el problema de incentivos que, según Petro-Perú, ocasiona estos atentados?
Tenemos que pasar el mensaje muy claro de que estas actitudes constituyen un atentado contra la infraestructura de transporte de crudo, pero también a la naturaleza ambiental, y que será primero monitoreado y fiscalizado con tecnología, y vigilado en el sitio a través de las fuerzas del orden. Por otro lado, la actividad petrolera en la selva ha estado paralizada, y por lo tanto, la economía de la selva ha perdido actividad desde febrero. En la medida en que logremos reactivar la operación petrolera, podremos ofrecer opciones de reactivación. 

—El presidente de la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía, Carlos Gálvez, dijo que el cobre de Las Bambas sigue saliendo por la vía alterna. ¿Cuándo saldrá por la vía principal?
Hay un proceso de diálogo en marcha y el vicepresidente Martín Vizcarra estableció unos plazos. Si determinadas acciones se mantienen, es una violación del imperio de la ley.


Tags relacionados

Minem