28 de julio del 2014 14 °C

Monopolio predomina en el mercado farmacéutico

Competencia se da solo en el 1% de principios activos, dijo Digemid. Indecopi evaluará si esta concentración dificulta acceso a medicinas

*Por: Azucena León Torres* Solo el 1% de los medicamentos que se venden en el mercado privado es comercializado por más de cuatro laboratorios, revela un estudio elaborado por la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas ("Digemid":http://www.digemid.minsa.gob.pe/), sobre la concentración en la industria farmacéutica. La investigación, que aún se encuentra en su fase preliminar, señala además que de las 1.681 moléculas que se registraron en el mercado peruano durante el 2009, un 65% lo comercializó un solo laboratorio. Es decir, en el Perú predominaría el monopolio. Felipe Carrasco, economista que encabeza el grupo de técnicos de la Digemid, encargado de la realización de este estudio, explicó que la alta concentración se da a pesar de que existe una cantidad importante de laboratorios que pueden fabricar una misma molécula. Por ejemplo, en el mercado peruano existen 28 variedades de naproxeno (antiinflamatorio) que son fabricados por 23 laboratorios. No obstante, si uno recurre a la data del IMS (entidad que brinda información estadística de la industria) observará —dice Carrasco— que hay un laboratorio que concentra más del 71% de las ventas de esa molécula o medicamento. “La percepción puede ser de que hay una gran competencia producto de la oferta y la demanda. Sin embargo, existen casos en los que la venta la concentra un laboratorio líder”, explicó. ¿Pero por qué a la Digemid le interesa efectuar un estudio sobre concentración? Pedro Yarasca, director ejecutivo de la Digemid, aclara que no buscan fijar precios. “Al Estado le interesa analizar lo que sucede en el mercado farmacéutico, porque eso nos permitirá saber si los precios que se observan son consecuencia de la oferta y la demanda, o de un abuso en la posición de dominio, o una mala práctica que puede estar evitando que un grupo de peruanos, sobre todo los más pobres, acceda a un tratamiento”, explicó. Carrasco reveló que no solo se han detectado casos de monopolios. El estudio, realizado entre noviembre y diciembre del año pasado, encontró, además, que un 34% de las moléculas (569 en total) que se ofertan en el mercado es comercializado por dos o tres laboratorios que fabrican el genérico (la copia del innovador) y distintas presentaciones de un genérico de marca. El ejecutivo descartó que esta concentración se deba a la vigencia de patentes. “Esta puede ser producto de una agresiva campaña comercial o de fidelización, pero no un tema de patentes, pues la mayoría de las que han sido otorgadas por el Gobierno Peruano ya habrían expirado”, refirió. Para llegar a esta conclusión se utilizó un índice de carácter internacional, conocido como Herfindal y Hirschman, que permite medir la concentración en un determinado mercado, en este caso el farmacéutico. *PLANTEARÁN SALIDAS* Yarasca reconoció que el monopolio y oligopolio no son malos, al menos —claro está— que estos deriven en un abuso que pueda afectar los intereses del consumidor. En tal sentido, señaló que este viernes se reunirán con funcionarios de la Gerencia de Estudios Económicos y de la Oficina de Protección al Consumidor del Indecopi. “El objetivo es trabajar conjuntamente con esta entidad, que tiene competencia en estos temas; analice la información y determine si la alta concentración puede estar dificultando el acceso de más peruanos a los medicamentos”, sostuvo. Si se encuentra alguna irregularidad —añadió Felipe Carrasco, economista de la Digemid— el Estado impulsará iniciativas para promover la competencia y políticas que contribuyan a mejorar el acceso de la población a este mercado. “Las alternativas pueden ser desde las importaciones paralelas hasta impulsar medidas para la producción de más genéricos”, dijo. Alafarpe: Digemid debe preocuparse por la calidad Augusto Rey, director ejecutivo de la Asociación Nacional de Laboratorios Farmacéuticos (Alafarpe), señaló que no tienen conocimiento del estudio que viene realizando la Digemid. No obstante, precisó que la función de la Digemid es velar por la calidad de los medicamentos. “Ellos no deben preocuparse por la concentración, porque no es su trabajo. Su función es velar que lo que se comercializa en el mercado sea de calidad”, afirmó. Agregó que de comprobarse casos de concentración indebida, debería estudiarse las razones de esta. “No toda concentración es mala, el tema debe analizarse con cuidado”, dijo. Este Diario buscó recoger la opinión de los representantes de la Asociación de Industrias Farmacéuticas Nacionales (Adifan), pero su presidente, Luis Caballero, se hallaba fuera de Lima.

Tags relacionados

Precios de medicinas