23 de septiembre del 2014 16 °C

Muerte de Bin Laden no afectó Bolsas europeas

A pesar de que al comienzo de la sesión el mercado bursátil europeo se mostró optimista, estos cerraron sin variaciones

Muerte de Bin Laden no afectó Bolsas europeas

Las principales plazas bursátiles internacionales pasaron hoy por alto la muerte del terrorista Osama Bin Laden al cerrar casi sin variación, a pesar de que comenzaron la sesión con un optimismo generalizado.

La Bolsa de Milán terminó la jornada con una caída del 0,09 % y la española con un descenso del 0,01 %, mientras que París subió levemente, un 0,05, % y Fráncfort, un 0,18 %. El mercado de Londres permaneció cerrado por festivo.

Esta madrugada, el presidente de Estado Unidos, Barack Obama, anunciaba que, tras haber recibido informaciones de inteligencia fiables sobre el lugar donde se encontraba Bin Laden en Pakistán, dio la orden de atacar.

La noticia de la muerte del terrorista más buscado del mundo provocó que las principales bolsas internacionales se decantaran al inicio de la sesión por las ganancias.

Así, el mercado español abría con una revalorización del 0,19 %; el de Fráncfort, del 0,75 %, y el de París, del 0,72 %, con lo que encadenaban su octava jornada consecutiva de subidas.

Incluso la noticia se celebró en los parqués asiáticos, donde el Nikkei llegó a subir el 1,57 % hasta alcanzar su nivel más alto desde el tsunami que azotó al país el pasado 11 de marzo.

Además, el dólar se vio impulsado de forma momentánea frente al resto de divisas y el precio del barril del crudo Brent llegó a cotizar por debajo de los 122 dólares por barril.

Ya a mediodía local, el ánimo que reinaba en las principales bolsas europeas comenzó a desinflarse por la falta de impulsos macroeconómicos y empresariales e, incluso, el mercado español cotizaba a esa hora casi plano.

No obstante, la apertura en positivo de Wall Street, que comenzaba la sesión al alza por la noticia de la muerte del líder de Al Qaeda, favorecía el optimismo en los mercados, que no obstante, cerraron desanimados.

Y ello pese a conocerse los datos del gasto en construcción en Estados Unidos, unas cifras que se publicaron hoy y superaron ampliamente las expectativas de los analistas, al aumentar el 1,4 % en marzo.

Al final de la sesión, las principales plazas europeas cerraron casi planas, a pesar del ánimo con el que habían comenzado.

Al término de la jornada bursátil, el euro se cambiaba a 1,4880 dólares, frente a los 1,4835 de la jornada anterior.

Por su parte, el precio del barril del crudo Brent se situaba al cierre a unos 125 dólares, frente a los 122 dólares que llegó a marcar al principio de la sesión y los 123 dólares de mediodía.