PBI crecería 0,8 puntos menos este año por El Niño y Odebrecht

El MEF confirmó que será necesario elevar el déficit fiscal y que pedirán un aumento del presupuesto para la reconstrucción

PBI crecería 0,8 puntos menos este año por El Niño y Odebrecht

El MEF en el primer trimestre se creció 2% y se proyecta un rebote en ‘V’ de 4% para el segundo semestre. (Foto: Andina)

“Si hoy tuviésemos que hacer un pronóstico, pensamos que para todo el año la economía podría crecer alrededor de 3%”, dijo ayer Alfredo Thorne, titular del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), en su última presentación en el Congreso.

 

Así, el MEF corrigió la última proyección que hizo en enero, en la que estimó un avance del PBI de 3,8% para el 2017. No obstante la caída en la expectativa, la cifra sigue siendo optimista. “Es más de lo que algunos otros analistas han planteado”, apuntó el ministro.

De hecho, el consenso se encuentra por debajo de esta previsión. Apoyo Consultoría calcula un estimado de crecimiento de entre 2% y 2,5%. Un par de semanas atrás, Macroconsult auguró 2,9%, mientras que Maximixe llegó a prever un 2,4% que pronto ajustará hacia abajo, alrededor de 2%, de acuerdo con su presidente ejecutivo, Jorge Chávez.

El MEF ya ha cuantificado el impacto económico de los dos ‘shocks’ no anticipados: Lava Jato y El Niño costero.

Primero, el escándalo de corrupción que paralizó varios de los proyectos más importantes de infraestructura ha restado al crecimiento casi 0,7 puntos porcentuales, detalló Thorne. Además, ha golpeado la confianza empresarial y la inversión privada, que representa el 13% del PBI.

El analista económico Jorge González Izquierdo recuerda que la inversión del sector privado “ya tiene tres años y un trimestre creciendo en negativo de forma continua”. En este sentido, considera que lo realista será estimar el crecimiento de esta entre 0% y 1% este año. 

Francisco Grippa, economista principal del BBVA Research, prevé que esta caiga este año alrededor de 1,5%. Su estimación incorpora el deterioro pronunciado de la confianza empresarial, la paralización en la construcción de grandes obras y una inversión minera que también disminuye.

Segundo, el impacto de El Niño costero ha sido calculado en 0,8 puntos porcentuales del crecimiento, pues la destrucción de activos ha tenido efectos en sectores productivos que representan el 51% del PBI, y en el consumo, que equivale al 65%, detalló Thorne. 

A pesar de ello, resaltó que la economía peruana se mantiene en crecimiento y no en recesión, como ha sido la tendencia en países que han sufrido golpes similares como Colombia o Japón. 

En el primer trimestre se creció 2% y se proyecta un rebote en ‘V’ de 4% para el segundo semestre, dijo el responsable del MEF.

META FISCAL
En su alocución en la Comisión de Economía del Congreso, Thorne confirmó que era necesario elevar la meta del déficit fiscal y que solicitaría un aumento del presupuesto solo para asumir la reconstrucción. “Queremos hacer un trabajo dedicado y minucioso y explicarles los números y el aumento del déficit que queremos pedir”, dijo a los integrantes de este grupo de trabajo parlamentario.

Según González Izquierdo, el déficit estructural incrementaría a alrededor 3,5% del PBI. Sin embargo, el economista enfatiza que la política fiscal expansiva que busca el gobierno tiene un problema: la eficiencia en el gasto.

“Es muy probable que a los gobiernos regionales y municipales, que ahora van a recibir las transferencias del MEF, les tome por lo menos hasta agosto para empezar a gastarlas eficientemente”, comenta. Así, solo una parte pequeña del estímulo fiscal anunciado para este año se va a sentir este 2017. La mayoría de sus efectos se percibiría en el 2018 y el 2019, comenta. 

MYPES
El ministro Thorne anunció que emitirá un decreto de urgencia con nuevas medidas para que las microempresas y pequeñas empresas (mypes) afronten las secuelas de la emergencia. 

Entre las medidas detalladas, se plantea otorgar líneas de financiamiento a través de un fondo de S/700 millones que será administrado por la Corporación Financiera de Desarrollo (Cofide). De este modo, se facilitaría a las mypes que compren activos fijos y capital de trabajo para recuperar lo perdido. 

Luis Alberto Arias, economista y ex jefe de la Sunat, duda sobre el impacto que pueda tener esta iniciativa en el corto plazo al estar orientada desde la oferta. “No creo que vaya a haber demanda de financiamiento porque se han quedado descapitalizadas [las mypes]”, anota. “Probablemente lo más importante en este momento sea atender las necesidades básicas”, agrega.

Otra de las medidas es el Bono del Buen Pagador. Esta se orienta a que las mypes que soliciten préstamos y lo paguen a tiempo accedan a un bono de 10% o 20%, dependiendo de su ubicación en zona de emergencia y sus ingresos anuales. También, estas empresas podrán acceder a la devolución anticipada del IGV por compra de activos fijos. Además, el ministro anunció que la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) ha autorizado la reprogramación de pagos en un plazo de seis meses para aquellos que se encuentran en zonas de emergencia.

Lee más noticias de Economía...