Retail listo para menor abastecimiento, no para psicosociales

Según GS1 las firmas de retail pueden enfrentar problemas de abastecimiento por lluvias, pero no previeron los psicosociales

Retail listo para menor abastecimiento, no para psicosociales

El incremento imprevisto de la demanda puede provocar desabastecimiento. (Foto referencial no es Perú: AFP)

El Perú está viviendo un estado de emergencia por las lluvias en el centro y norte del país, y mucha población ha entrado en pánico y corrido a abastecerse de agua y otros alimentos. Todo este panorama ha tenido un impacto en los negocios del retail, sobretodo los supermercados, que son junto con los mercados y bodegas, quienes se encargan de la venta de víveres. ¿Cómo pueden hacerle frente?

 

En Lima, la población ha corrido a abastecerse de botellas de agua e hizo que se agotara el producto en algunos puntos o se pusieran límites a la venta, además de un incremento en el precio. En Piura se agotó el pollo (aun cuando se vendía al doble de su precio ordinario) y escasearon el azúcar, verduras, enlatados y el pan de molde. También escasean (y han duplicado su precio) insecticidas y repelentes. ¿Qué originó estos problemas? ¿eran predecibles? ¿Tienen algún tipo de solución logística viable? 

Mary Wong, gerente general adjunta de GS1 Perú y especialista en soluciones logísticas, comentó que los retail locales sí tienen planes de riesgo y contingencia que incluyen almacenes estratégicos debidamente abastecidos en el norte y sur del país. También cuentan con un comité de control de situaciones de riesgo y desde el año pasado, cuando se advirtió de la posible presencia de un Fenómeno del niño, se desarrolló un plan estratégico de distribución a provincias para evitar el desabastecimiento. 

¿Por qué entonces estamos en problemas? Wong dice que lo que no se previó es la reacción de la población ante campañas de desinformación que generaron pánico y picos extremos en demanda que sobrepasaron los límites pre configurados, tal como ocurrió en Lima. Son las alertas desatinadas en redes sociales las que originaron los quiebres de stock y sobrepasaron las estimaciones, enfatizó.

SÍ HAY ALTERNATIVAS
Alberto Openhainner, vicepresidente de soluciones e industrias para Latinoamérica de SAP, advierte que la tecnología disponible actualmente en el mercado, tanto en términos de software como hardware, hacen mucho más manejables este tipo de crisis que 20 años atrás y es posible reaccionar en forma mucho mas veloz. La llamada “información en tiempo real” no es simplemente un eslogan, enfatizó, es una realidad que permite tomar decisiones en el momento y reaccionar en forma inteligente, minimizando los perjuicios.

Según detalló, los camiones tienen sensores y las bodegas también, se puede saber en el instante que hay retrasos o que se está por acabar el stock. Se puede redireccionar la ruta de un camión, llevar menos producto donde no hay crisis, ordenar nuevos pedidos con diferentes proveedores y compensar de diferentes maneras los imprevistos cuando se manejan los datos al instante. Los encargados de dirigir la distribución tienen en la tecnología móvil un aliado que brinda información oportuna para poder tomar decisiones acertadas e ir paleando los problemas y reducir las consecuencias de los picos que generan escases, añadió.

De acuerdo a declaraciones de los fabricantes de hardware, se sabe que mas de la mitad de los retail locales ya cuentan con soluciones móviles y en todos los grandes supermercados los niveles de tecnología logística están a la par que los empleados en el resto de la región y permiten altos niveles de eficiencia en distribución. Lo importante ahora es que le puedan sacar provecho para reducir los inevitables efectos negativos - en términos de abastecimiento - que se están generando en todo el país a raíz del Fenómeno del niño. “Los comités de situaciones de riesgo ya deben estar haciendo planes inmediatos de acción” resaltó Wong, quien espera que se consiga controlar la situación.


Tags relacionados

Retail

Lluvias

Logística