17 de septiembre del 2014 17 °C

Sepa qué precauciones tomar para evitar estafas en compra de inmuebles

Masificación de los créditos hipotecarios ha permitido mejorar las prácticas inmobiliarias

Sepa qué precauciones tomar para evitar estafas en compra de inmuebles

ALEJANDRA COSTA

La constante entrega de los créditos hipotecarios y la consecuente formalización en el proceso de compra y venta de los departamentos hacen que las negociaciones directas, como las que realizaron los vecinos del edificio de la calle Alcanfores con la inmobiliaria Promatco, sean muy difíciles de encontrar en el mercado actual.

Como explica el director de la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco), Francisco Osores, los bancos que financian proyectos inmobiliarios toman varias precauciones para asegurarse de que el promotor registre oportunamente cada departamento a nombre del comprador final, independientemente de si adquirió el inmueble mediante un préstamo hipotecario con el banco que financia el desarrollo, con otro banco o pagándolo al contado.

“Todos los desembolsos de los compradores se depositan en una cuenta garantía o cuenta recaudadora en el banco. Así, este retiene una parte de ese dinero –que es la rentabilidad del promotor– hasta que todas las unidades estén registradas en Sunarp a nombre de su comprador y con la respectiva hipoteca, cuando corresponda”, detalló.

SEGURIDAD A CADA PASO
Al comienzo, el banco que financia un proyecto le presta un monto de dinero al promotor, que pone en garantía el terreno donde se realizará la construcción y que debe probar que ha llegado a colocar entre el 20% y el 30% de los departamentos durante el período de preventa.

Luego, conforme se van vendiendo más departamentos, el dinero va siendo depositado en la cuenta garantía. De esos recursos, el banco va pagándose el préstamo y liberando algunos recursos para la obra.

La idea es que ese crédito se pague íntegramente con la venta de los departamentos y que quede una rentabilidad para el promotor.

Con este registro, la entidad financiera tiene la seguridad de que, en caso de que algún comprador incumpla los pagos de la hipoteca, pude ejecutar el departamento como garantía.

“Antes, el acceso a los créditos hipotecarios era limitado y los promotores tenían que dar préstamos directos a sus compradores. El problema es que ese esquema era muy peligroso, así que no había tantos desarrollos. Parte del ‘boom’ se debe a que hemos desarrollado un sistema en el que todas las partes corren los menores riesgos posibles”, concluyó.

PASO A PASO
Una inversión como la compra de una vivienda debe ser realizada con extremo cuidado para evitar problemas en el futuro. El Código de Protección y Defensa del Consumidor establece una serie de obligaciones del promotor inmobiliario para evitar abusos hacia el comprador, pero debe ser este el que tome las precauciones para que su más preciado bien no se convierta en su peor pesadilla.

1. Al elegir un inmueble, lo principal es descartar que la empresa que promueve el proyecto y la constructora tengan malos antecedentes o sean insolventes. Si un banco financia el proyecto, acérquese a la entidad financiera y solicite información sobre la empresa.

2. Exíjale a su promotora la partida registral del terreno donde se construirá el edificio. El bien debe estar a nombre de la constructora o de la promotora a cargo del proyecto. También debe entregarle copia de las autorizaciones municipales, la habilitación urbana, el saneamiento, los materiales que empleará en la construcción, la declaratoria de fábrica, el reglamento interno y la posterior independización de los departamentos.

3. Consulte a centrales de riesgo como Infocorp y a gremios como la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco) sobre el historial crediticio y la experiencia profesional de la empresa promotora y la constructora.

4. La Comisión de Protección al Consumidor de Indecopi lleva un registro de las empresas inmobiliarias que han sido denunciadas por los consumidores por causales como defectos en la construcción y la demora en la entrega.

5. Antes de firmar el contrato de compraventa, asegúrese de que quien firma el documento sea el que figura en la partida registral como dueño del terreno. También debe especificarse el metraje del inmueble, el precio de venta, la fecha de entrega, la penalidad que se aplicará por la demora en la misma, las características de las áreas comunes y una guía de los acabados.

6. Independizar los departamentos y entregarle su título de propiedad del departamento no debe tomar más de seis meses. Si la promotora no cumple alguna de las obligaciones mencionadas, acuda primero al servicio de posventa de la promotora, que debe atenderlo en 30 días. Si no lo hace, denuncie el hecho a la Comisión de Protección al Consumidor de Indecopi.