18 de abril del 2014 21 °C

Venta de autos nuevos en el Perú se duplicará en dos años hasta las 220 mil unidades

Si bien las ventas de vehículos nuevos están creciendo a un ritmo sumamente alentador, aún es baja la penetración de automóviles por habitantes en el Perú

Venta de autos nuevos en el Perú se duplicará en dos años hasta las 220 mil unidades

Por: Ricardo Serra

En el Perú, las ventas de vehículos nuevos están mostrando resultados espectaculares. Por ejemplo, entre enero y noviembre de este año la cifra superó las 109.000 unidades vendidas, un récord histórico y un alza de 58,5% frente al mismo lapso del año pasado, según datos de la Asociación de Representantes Automotrices del Perú (Araper).

Este dinamismo favorece no solo a los vendedores de vehículos, sino también a la formalización de la economía, pues crecen los talleres formales (que demandan cada vez más mano de obra calificada que incluyen en sus planillas), aumentan el financiamiento, los seguros, la venta de repuestos vehiculares, etc.

Y el crecimiento del sector no es cuestión de solo este y de los anteriores años, pues las perspectivas son bastante favorables.

Según un reciente informe de BBVA Research, el dinamismo en las ventas del sector continuará en los próximos dos años con tasas en torno al 35%, con lo que el número de vehículos nuevos que se transan anualmente en el mercado alcanzaría en el 2012 las 220.000 unidades.

La cifra proyectada para el 2011 es mayor que el 21% que esperaba Luis Mariátegui, gerente general de KIA Import Perú, días antes del Motor Show, pero levemente menor que el 40% esperado por Guillermo Castellanos, gerente de Ventas de Nissan Maquinarias.

“Un primer elemento que apoya nuestras previsiones es el estado inicial del parque automotor peruano. A pesar de su elevado crecimiento en los últimos años, el tamaño del mismo es aún relativamente pequeño […]. A esto se añade que es antiguo, lo que en un contexto de favorables condiciones de demanda y de oferta podría otorgar un soporte adicional en términos de renovación del saldo existente”, refirió el BBVA.

Sin embargo, el informe señala que un riesgo que impone límites al crecimiento del parque automotor son las restricciones de infraestructura relacionadas a redes viales y estacionamientos que pueden provocar congestión y pérdidas económicas en términos de horas-hombre e ingresos de los hogares.

EL PARQUE AUTOMOTOR
A pesar del crecimiento de las ventas de los últimos años, el tamaño del parque automotor peruano continúa siendo relativamente pequeño, en comparación con el de otros países.

Según BBVA, la penetración de automóviles en la población peruana es la mitad de la que hay en Colombia y un tercio de la de Chile.

“Si bien el crecimiento del parque automotor peruano ha sido sostenido en la última década, este ha venido acompañado por una relativamente baja tasa de renovación promedio del mismo (venta de vehículos nuevos sobre parque automotor), de alrededor de 2%. Aunque en los últimos tres años ha habido mejoras en esta tasa, todavía es baja en la comparación internacional, en especial si se toma en cuenta la elevada antigüedad promedio del parque”, añade el reporte.

Patrick Huggard-Caine, representante de Toyota del Perú, señaló recientemente que la cifra de autos nuevos que se venden en el país por cada 1.000 habitantes es baja comparada con otros países de la región (ver infografía).

FINANCIAMIENTO
Según Asbanc, los créditos vehiculares otorgados por el sistema bancario privado se incrementaron en noviembre del 2010 a US$449 millones, cifra superior en 18,20% en comparación con noviembre del 2009.

“El desempeño positivo de la economía peruana y las expectativas alentadoras para los próximos meses impulsaron a las familias a tener una mayor predisposición a tomar dichos préstamos. Asimismo, se debe señalar que el crecimiento registrado en el penúltimo mes del año también se vio favorecido por las atractivas ofertas –de distribuidores de automóviles y de los bancos– presentados en la feria de ventas de vehículos más importante del país, el Motor Show 2011, que se realizó en noviembre”, refirió Asbanc.

En este contexto, los créditos vehiculares tienen, al igual que las ventas de autos, un futuro promisorio y suficiente espacio para crecer.

BBVA Research destacó dos aspectos importantes con respecto a estas expectativas.

En primer lugar, el crecimiento esperado del parque automotor implicará que las necesidades de financiamiento sean mayores, y ello no solo se producirá por parte de los demandantes de vehículos, sino también por parte de las empresas del sector que adquieren vehículos nuevos para luego vender o las que se dedican a la actividad de reparación.

“Los actuales bajos niveles de inventarios de vehículos y los planes de expansión de concesionarios le otorgan un soporte de corto y medio plazo a las colocaciones que se orientan a este segmento”, señala el reporte.

Un segundo aspecto se refiere a que el saldo de los créditos otorgados por la banca para la adquisición final de vehículos es solo el 1,2% del total de las colocaciones y 0,3% del producto bruto interno.

“Esta penetración es relativamente baja si se considera que solo uno de cada cinco vehículos nuevos estaría siendo financiado con crédito bancario, lo que da espacio para crecer”, indicó el BBVA.

En este contexto, se está haciendo más atractivo otorgar créditos vehiculares y la oferta existente se enfrenta cada vez más a una mayor competencia.

Actualmente, existen alrededor de nueve entidades del sistema bancario que ofrecen créditos vehiculares. Incluso, Citibank tiene entre uno de sus proyectos volver a ofrecer dicho producto. Cabe indicar que cuatro bancos concentran cerca del 95% del valor total de los créditos vehiculares: BBVA Banco Continental, Banco de Crédito del Perú, Interbank y Scotiabank Perú.

Un aspecto por tomar en cuenta es la morosidad de los créditos vehiculares. Si bien esta es bastante baja (2,22% a noviembre, según Asbanc), ha venido aumentando desde abril del 2009, cuando era menor de 0,8%.

“La morosidad registrada de los créditos vehiculares se encuentra en niveles bajos respecto de la morosidad promedio de los préstamos de consumo (2,84%)”, indicó Asbanc.

De otro lado, existe también potencial en los créditos para vehículos de segunda mano, donde solo algunas entidades que se enfocan más en préstamos de consumo están empezando a atender la demanda de dicho segmento.

PRECIOS Y TLC
Uno de los beneficios del tratado de libre comercio (TLC) con EE.UU. fue la desgravación inmediata de los vehículos con motores de más de 3.000 centímetros cúbicos. Pero también está en camino la desgravación progresiva, a 10 años, de los vehículos con motores menores a ese tamaño.

Iván Besich, director de Araper, explicó que el TLC con EE.UU. se negoció cuando el arancel a los vehículos era de 12%, con lo que dicha tasa se reducía en 1,2 puntos porcentuales por año.

Sin embargo, luego el arancel en el Perú pasó a 9%. Por ello, en el primer año del TLC con EE.UU. el arancel bajó a 10,8%, que resulta mayor que el 9% vigente y no conviene acogerse al beneficio del TLC. En el segundo año, el arancel fue de 9,6%, aún por encima del 9% vigente.

Recién en el 2011 se verán los beneficios de la desgravación progresiva, cuando el arancel pase a 8,4% para los vehículos que vengan de EE.UU. con motores menores de 3.000 centímetros cúbicos.

“El efecto de los tratados [en los precios de los autos] se va a ver recién en un mediano plazo, dentro de tres o cuatro años”, agregó Besich.

Los TLC con China, Corea y Japón también beneficiarán al sector.